Análogo vs Digital: El amor por el cine

Escrito: Marco Bautista Montañez

El séptimo arte ha sufrido diversos cambios a lo largo de su historia. Cambios que han sido significativos y que han ido moldeando a uno de las artes más populares en la actualidad. Desde el cine mudo al cine sonoro, del blanco y negro a color. Nada se queda estático. Todo cambia.


La cinematografía como la conocemos empezó con el celuloide, donde las imágenes eran captadas en cintas y se almacenaban en rollos. Hoy en día se nos hace raro escuchar esos procesos que se seguían para producir una película y más raro aún es que saber que esos procesos aún se usan en películas actuales o que cineastas aún se aferran a filmar en estas cintas.

El cine digital arranca más o menos a finales de los años 90, con la idea de abaratar costos y facilitar la producción. Pero no sería hasta el estreno de una película, que el cine digital se empezó a tomar en serio, la cual fue: Star Wars: La Amenaza Fantasma de George Lucas. Sin duda una revolución muy grande para el cine y para los efectos especiales hechos por computadora, de ahí le siguieron Matrix, El Señor de los Anillos, etcétera. El séptimo arte no volvería a ser el mismo.


Es un debate de nunca acabar. Sin embargo, se sabe que el digital puede ser más barato y hasta más sencillo de usar, que el propio celuloide. Entonces ¿por qué se sigue aferrando a lo análogico? Tal vez por tradición y romanticismo del cine de antes, añorando esas épocas. También por la estética que la cinta de 35 o 70 mm tiene. Que es algo que el sistema digital no puede darte.


Pero no todo es para siempre y el formato analógico es prueba de ello, por más que se cuide una cinta contra la humedad u otros inconvenientes, siempre se va a dañar con el paso del tiempo. Claro, se puede restaurar. Pero en ese proceso se tiene que digitalizar para poder conservar la película.


Otro punto es el uso de efectos especiales o la edición de la imagen por computadora. Esto es favorecido por lo digital, es menos complicado que usar el rollo de película. Claro, lo análógico sigue favoreciendo a los efectos hechos artesanalmente.

Esta confrontación entre directores como Christopher Nolan y Quentin Tarantino, que prefieren el rollo de película, contra los que prefieren lo digital como James Cameron y George Lucas. Es probable que nunca tenga un fin o se encuentre un punto neutral, porque tiene que ver con la visión de cada uno.

El uso de estos métodos es regido por la visión del artista, como es que el quiera que se vea la obra terminada. Por eso como espectadores antes de ir a ver una película, una sugerencia es investigar el formato en el que está filmada y de ahí elegir una sala que esté adecuada para los formatos que el director eligió para que su película sea proyectada y de esta forma poder apreciar la visión del cineasta de la mejor manera y tener una magnifica experiencia cinematográfica. Respetemos a los autores que hicieron posible el film, viendo como ellos soñaban que se vería.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s