Emilio Lozoya fue dado de alta, ahora comenzará su libertad condicional

Agencias/Mestizo

CIUDAD DE MÉXICO, Méx. 1 de agosto de 2020.- Emilio Lozoya Austin, ex director de Pemex, llegó a México el 17 de julio de 2020, misma fecha en que fue llevado del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México a un hospital por anemia desarrollada y problemas sensibles en el esófago, de acuerdo con los exámenes médicos.

De acuerdo con la FGR, la debilidad general en la salud del ex funcionario público propició que un perito propusiera su traslado a un hospital; sin embargo, la familia pidió que un médico particular hiciera una revisión, quien reveló los mismos síntomas.

Luego de pasar ahí 15 días, finalmente fue dado de alta la madrugada del primer día de agosto, lugar que abandonó custodiado por la Policía Ministerial de la Fiscalía General de la República (FGR), de acuerdo con los reportes del diario El Universal.

Durante su estancia en el Hospital Ángeles Pedregal, el mexicano estuvo vigilado por elementos de seguridad federal y la Guardia Nacional. Esta vigilancia, aseguró su abogado Miguel Ontiveros, terminaría una vez saliera del hospital y comenzara la libertad condicional.

Como parte de las medidas cautelares dictadas por los jueces de control, a Emilio Lozoya Austin se le impuso el uso de un brazalete electrónico de localización instalado en el tobillo.

Dicho aparato registrará su localización vía satélite y enviará alertas en lapsos de 30 y 60 segundos; antes, Lozoya Austin deberá registrar ante las autoridades competentes el domicilio en el que permanecerá la mayor parte del tiempo para programar la localización.

Sin embargo, el ex funcionario, tendrá la oportunidad de movilizarse por la Ciudad de México y su zona conurbada, pero no podrá salir de ahí, mucho menos de la ciudad, del país o del continente.

Las autoridades mexicanas también le impusieron al acusado, como medida cautelar, la entrega de su pasaporte y una presentación periódica a la Unidad de Medidas Cautelares cada 15 días, donde tendrá que firmar para comprobar su estadía.

Se espera que Emilio Lozoya tenga su primera firma ante los juzgados federales del Reclusorio Norte este sábado 1 de agosto de 2020. Los jueces José Antonio Zúñiga Mendoza y Juan Carlos Ramírez Benítez ordenaron que dichas firmas se realicen puntualmente cada día 1 y 15 del mes.

Actualmente, Emilio Lozoya enfrenta dos vinculaciones a proceso. La primera es por los delitos de lavado de dinero, asociación delictuosa, y cohecho. En concreto, se debe a los señalamientos en su contra por el famoso caso Odebrecht.

De acuerdo con las primeras investigaciones, Lozoya habría recibido un soborno de USD 10.5 millones por parte de Odebrecht. A cambio, el ex funcionario, debería otorgar contratos para la construcción de obras en México.

La segunda vinculación a proceso sucedió días antes y es por la supuesta participación de Lozoya en presuntos delitos como el lavado de dinero y uso de recursos de procedencia ilícita.

Además, la Fiscalía lo persigue también por la supuesta participación de Lozoya en la compra irregular de una planta chatarra de fertilizantes a Altos Hornos de México. Lo señalan por presuntamente recibir un soborno de USD 3 millones por ello.

Sin embargo, el trato con las autoridades mexicanas para aceptar ser repatriado para enfrentar a la justicia de su nación, fue ampararse y participar como testigo colaborador. Se espera que durante las audiencias, Lozoya pueda revelar a otros políticos y personas involucradas en los sobornos por la aprobación de la Reforma Energética.

(Con información de infobae)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s