Adagio: Pasión por el diseño y el arte

Mérida, Yucatán.- Hoy en día hacer una empresa con el marketing de redes sociales no es tan complicado, a pesar de ello no muchas trascienden. Adagio es un caso contrario, una pequeña empresa que a base de constancia y dedicación ha crecido y generado un pequeño nicho de clientes. 

El dueño de la página es Samir Castillo, joven estudiante de la Facultad Derecho y apasionado por la cultura japonesa, el streetwear y la música, quien nos habla sobre sus metas, objetivos y el origen de su empresa.  

Todo empezó como un proyecto escolar de la preparatoria, para un concurso de emprendedores y terminó con una página de Instagram con más de 900 seguidores (y sigue creciendo), múltiples diseños de camisas para hombre y mujer y un asentamiento en el mercado local. Sin embargo, ningún comienzo es fácil, toda idea antes de hacerla realidad tiene que pasar un proceso de planeación y eso hizo este joven. Sacó presupuestos, cotizó camisas y aprendió las diferentes formas de estampado, como el xerografiado que es el que usa actualmente para sus productos. 

Después de haber acabado el proyecto escolar, muchos le preguntaron si iba a seguir con el pequeño negocio, a lo que él respondió afirmativamente. Pero tenía que comprometerse, porque no sólo era algo para la escuela, ya que tenía que ganarse una reputación de empresa responsable y atenta con los clientes. 

Para verano de 2019 ya tenía tres diseños que se vendieron muy rápido, por lo que empezó a pensar qué otras camisas podría hacer para comercializar. 

Lo que planeó fue usar como modelos a sus amigos que tienen popularidad para que las promocionen, así la tienda tuvo más alcance y los diseños eran vistos por muchas personas. Él mismo se encargó de tomar las fotos y el diseño de la marca.

Como apasionado de la cultura y el arte, estas pasiones las retrata en sus diseños y en sus camisas; de esta forma ha sabido llegar a los jóvenes de su generación, con gustos que muchos tienen en común.

Sueños en grande

Samir menciona que quiere seguir creciendo. Su meta a corto plazo es sacar más que camisas, como sudaderas y gorras, además de empezar a hacer sus propios y nuevos diseños, pues su objetivo es vender la marca, no sólo camisas. Quiere compartir esas mismas pasiones a los demás, no quiere ser conocido como el que vende ropa de diseños de la cultura pop, sino ser recordado “como la marca que representa a la juventud, al arte y la cultura de una generación”. 

A largo plazo quiere abrir una tienda en físico en un lugar concurrido, como una plaza o un lugar popular. Pero sabe que debe seguir ganando seguidores y clientes que sean fieles a sus diseños, comprando las nuevas camisetas y productos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s