Pan y circo con disfraz ambiental

Cons…ciencia

Redacción / Mestizo

En un gran día de fiesta en Mérida, se anuncia por parte del gobierno estatal, municipal y con anuencia del federal, la realización del estadio de futbol y beisbol en Yucatán, obra arquitectónica que albergará a las dos grandes franquicias yucatecas: Venados y Leones de Yucatán. Un hecho inédito al que se unen empresas como Juego de Pelota Inc., representada por José Antonio Téllez, aunque también estuvo en videoconferencia César Octavio Esparza Portillo, siendo este último el fundador de ese modelo de negocio, quien espera toda una cadena de valor de empresas detrás del concepto holístico, sostenible y sustentable de estadios a nivel mundial.

¿Qué es Juego de Pelota Inc.? Definitivo que es empresa que según lo que proyecta en la página https://www.juegodepelota.com ; se puede decir que ha encontrado la forma de convertir el deporte de Yucatán en un negocio atractivo, debido a que es 100% inversión privada y que únicamente recibirá la ciudadanía los beneficios de esta derrama económica. La firma que radica en New York tendrá el liderazgo y gestión del proyecto, acompañada del famoso despacho arquitectónico Populus, que tiene la especialidad en desarrollo sostenible de estadios. Sin duda un gran equipo de trabajo y mucho mejor en gestión de recursos.

Se sumarán a la causa las comunidades ambientales, sociales, arrendadoras, operadoras de restaurantes, hoteles, plazas comerciales y toda aquella que genera movilidad de 4,000 trabajos dentro del estadio, según datos del gobierno estatal.

Investiguemos un poco más: El Sr. Esparza Portillo es hermano de Jorge Luis, Pablo Alberto y Marco Antonio Canavati Hadjopulus; especialistas en construcción y remodelación de estadios, através de la empresa Iconos Sustentables. Inclusive ellos construyeron el estadio BBVA Bancomer en 2015, en Monterrey, Nuevo León, de la mano del famoso despacho Populus. La razón económica es que Nuevo León es cuna de equipos de futbol de primera división, como los Rayados de Monterrey y los Tigres de la Universidad de Nuevo León, además de la famosa franquicia de beisbol de los Sultanes de Monterrey. Aunado a ser una zona industrial que alberga las más grandes empresas mexicanas como FEMSA y CEMEX, entre otras grandes líderes de México económico, así como la colindancia con el vecino Estados Unidos, donde se cotiza y vende en dólares, como en la NFL, que también forma parte de esta motivación de inversión.

Un dato poco importante, la empresa del Sr. Esparza Portillo, a través de las relaciones públicas y políticas, logra construir el estadio BBVA Bancomer en una zona natural protegida de nombre “LA PASTORA” . Seguramente todo estuvo dentro del orden legal, el única pequeño detalle es el tema ambiental y ellos se definen como sustentables y ambientales, ¿Qué fue lo que torció los principios de la gran empresa? hoy si es un asunto de carácter federal, de cual, se abandera el gobierno de AMLO. Se entenderá que representa un beneficio económico para muchos ciudadanos, pero ¿a costa de qué precio?

Estadio BBVA Bancomer - Club de Fútbol Monterrey - YouTube

Hoy México es un país con graves problemas ambientales y más aún la zona industrial de Nuevo León, donde los desperdicios contaminantes de las fábricas e industrias inundan el aire y los ríos y lagos de las comunidades. ¿El hacer un estadio lo justifica? ¿Qué pasó con la empresa sustentable y holística? Se los dejo de tarea; digan si hubo o no PAN Y CIRCO para la ciudadanía de Nuevo león, que hoy se jacta de tener grandes estadios, pero están atemorizados por la mala calidad del medio ambiente, digno de un circo romano.

Seguimos con Esparza Portillo: Según el periódico El Sol de México, en noviembre de 2019 anuncia otro estadio deportivo dentro de Nuevo León; este sobre el río Santa Catarina, muy cercano al Parque Fundidora, al que se nombra “Estadio Nacional México”, con capacidad para 80,000 espectadores, con una inversión de 8 mil millones de pesos. Por lo que se denota, no se había iniciado la parte gestora de anuencias políticas del Sr. Esparza Portillo con AMLO, por lo tanto publicó en junio de 2020 en canal 6, medio de comunicación nacional, que se retoma dicho proyecto y presenta documento de respaldo de gestión. La razón económica social y política es que según los números del Sr. Esparza Portillo, en este caso respaldados por FORBES (empresa de mucho prestigio empresarial), es que la inversión representa el 5% del PIB de México y un aprovechamiento de 6 mil empleos que le ayudan mucho a López Obrador en esta crisis. ¿Seguirá el PAN Y EL CIRCO? Veamos qué dice ahora AMLO, con los tipos de empresas detrás de este jugoso negocio, que aunque sean capitales privados, no tienen derecho a devastar los recursos naturales de México y más aún de Nuevo León.

Muy bien, vamos a Yucatán. Según el anuncio del gobierno estatal, el estadio de aquí costará “miles de millones de pesos” en “inversión privada”, (por favor redes no se peleen), además con beneficios de 4,000 empleos de construcción y 1,000 fijos posteriores para el 2023, con una capacidad de espectadores de 22 mil en futbol, 27 mil en béisbol y 32 mil en conciertos. ¿En dónde se construirá? Según rumores en Caucel; no se sabe.

Pues vemos que tendremos el mismo modelo de Nuevo León, sólo que aquí tenemos un equipo de futbol de liga de “Expansión” que no pueden hoy acceder a primera, será en algunos años. Segundo, un equipo de beisbol de Liga Mexicana del primer circuito. Se tiene la maquinaria de eventos, a los cuales sí asiste el público yucateco, se tienen empresas de restaurantes que pueden valorar el modelo de negocio, no sé qué más se pueda sumar.

Según lo anterior, la pregunta es ¿Qué ganan estos inversionistas? De entrada, los números no dan: de 6,000 empleos y 80,000 espectadores en Monterrey, en Mérida son los 4,000 empleos y 32 mil espectadores, la referencia es pensando en un evento, no precisamente en deportes; aunado a los “miles de millones” de inversión privada contra los 8 mil millones de Monterrey.

El empresario regiomontano acostumbrado a los grandes márgenes de recursos,  como Forbes o alguna de las grandes marcas que lo acompañan. Analizo este negocio comparando a Yucatán deportivamente contra Nuevo León con equipos de primera división y de liga mexicana, con una cultura de aficionado total en Monterrey de 4.1 millones de ciudadanos contra Mérida con 1.1 millones de ciudadanos, con una industria boyante y de historia como lo es la zona industrial de Nuevo León, contra la industria yucateca cerrada desde hace 5 meses por las medidas COVID. Aun así, están apostando los inversionistas a un negocio inmobiliario. Es digno de reconocer que por primera vez se verá a un regiomontano apostar su prestigio y honor en una mano de póker, que esperemos no se ofendan están 80% perdida y 20% ganada, según se manejen las estadísticas.

Se confirma que le están realmente apostando a que la gente de Yucatán comprará, rentará, invertirá en propiedades dentro del estadio, además asistirá a eventos, y de suma comprarán tickets de futbol y de beisbol y que se volverán los fans número uno de Venados Liga Expansión y Leones Liga Mexicana, abarrotando además el estadio a capacidades máximas por semana, dentro de tres años.

Sí será increíble y notable ver esta gran travesía del dinero de los regiomontanos en Yucatán, esta gran apuesta es digna de resaltar y presumir para aquel que haya logrado esta hazaña, que por supuesto no fue el gobernador, tampoco el presidente municipal y mucho menos el gobierno federal.

Esperemos más transparencia en las operaciones y que no se aparezcan los fantasmas de donación de terrenos del gobierno en esta “inversión privada”, porque dejaría de serlo. Si mi ignorancia me lo permite, si se diera lo anterior, entonces sí hay capital público en especie, por lo tanto allí sí tiene que pasar por procesos de autorización, ya sea cabildos municipales, Congreso estatal o Congreso federal, por tratarse de bienes de la nación. También que la ciudadanía esté muy comprometida con los presupuestos de los gobiernos, así como de las secretarías, como en este caso la del Deporte, Turismo y Salud, que son las que más se benefician cuando suceden estos casos de promoción de inversiones. Siempre estar atentos a que el recurso se use en beneficio de los ciudadanos de Yucatán, por ejemplo en escuelas y hospitales que tanto hacen falta.

Terminemos diciendo, ¿Esto también será PAN Y CIRCO en Yucatán? Es un costo alto para el Ejecutivo ¿Por qué se arriesgó a realizarlo? La verdad saldrá a la luz, pero mientras tanto celebremos el anuncio de inversión en Yucatán, que buena falta hace.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s