Tan extraño como delicioso

Juan Manuel Estrada/Mestizo

CANCÚN, QRoo., 14 de Septiembre de 2020.- Los suelos y climas de la Península de Yucatán han adoptado esta fruta de apariencia extraña comparada por su estructura a una guanábana pero de mayor tamaño, puede llegar a medir 60 cm y pesar más de 30 kilogramos.

Su origen se encuentra en las lejanas tierras asiáticas, principalmente en Indonesia. Su llegada a territorio nacional se cree fue obra de los estadounidenses Nicholas Wildberry y Robert Grand en la década de los 80, quienes trajeron árboles de yaca junto con otros de plátano para probar si se adaptaban a los suelos mexicanos; el experimento resultó exitoso y según los reportes la primera incursión fue en Nayarit.

La Península de Yucatán cuenta con características que benefician la producción de la exótica fruta que entró por el estado de Campeche, aunque se desconoce exactamente cómo y cuándo llegó a tierras yucatecas y luego a Quintana Roo, pero que hoy en día es vista en varias de las comunidades de estos estados y poco a poco se comienza a posicionar como un producto incluso de exportación.

Muchas propiedades

La fruta de yaca, jackfruit, jaca o árbol de pan, es un alimento cuyas propiedades nutricionales han sido consideradas para nombrarlo alimento sustituto incluso de la carne, ya que tiene siete por ciento de proteína y 40 por ciento de azúcares totales.

Su semilla es rica en almidones, y cuando la separamos y la tostamos o cocemos, tiene un sabor muy agradable, como si estuviéramos comiendo papas; en ella encontramos carbohidratos, fósforo, betacaroteno, antioxidantes y calcio.

Es un árbol que se adapta fácilmente y que no requiere de cuidados especiales. En varios de los poblados de Quintana Roo por ejemplo, prácticamente es un árbol de patio que da la fruta hasta dos o tres veces por año; se cree que es un cultivo que puede resistir el cambio climático, por lo que está llamado a ser el alimento del futuro.

Tantas bondades son quizá la moneda de cambio que utiliza la fruta, pues el olor que desprende cuando está madura y al momento de abrirla resulta para muchas personas muy desagradable, además de ser un aroma que perdura en el lugar.

El pago a soportar este olor vale la pena, o bien se puede optar por la posibilidad de comprar ya solo la pulpa de la fruta y así disfrutar ese viaje de sabores que se despiertan en el paladar y que muchas veces pone a prueba la sensibilidad de quien vive la experiencia, porque hay para quien sabe a una mezcla de plátano y naranja, o para quienes encuentran más notas frutales como de manzana, mango, durazno, piña o melón.

La forma de consumirlo es variada, desde probar la pulpa al natural, mezclarla con agua o leche en un licuado, hacer nieve, o llevarlo como ingrediente en una salsa. 

La experiencia es multisabor, justo como tomar un bocado formado por pequeñas piezas de cada una de las frutas.

Aconsejo enormemente experimentar en especial con esta fruta de apariencia extraña que al interior aloja semillas de tamaño regular como una almendra o nuez cubierta por una pulpa de color entre amarillo y naranja, que proveen un viaje tutifruti.

Es vital tomar en cuenta todas las propiedades alimentarias y médicas que se le dan, además de que es conocida también como una fruta afrodisiaca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s