Viralizar la delincuencia en redes sociales

Serendipia
Irma Ribbon / Mestizo
Twitter: @IrmaRibbon


Pese a que las cifras de delitos están estancadas estadísticamente, la percepción ciudadana parece estar muy por sobre lo que indican los datos. Esto no solo revela una distorsión de la realidad, sino también da cuenta de una administración mediática del miedo, que construye estereotipos y temores infundados. 


Uno de los principales temas de los noticiarios, periódicos y medios de comunicación es la delincuencia. Robos, asesinatos, descuartizados, secuestros, ejecutados, se multiplican día a día en la prensa local. Las noticias alimentan la máquina de indignación, pero no entregan potenciales soluciones, por lo que, en vez de empoderar a la sociedad, la paralizan en un estado de miedo e impotencia

¿Eres de los que ha publicado en el muro de Facebook una noticia sobre delincuencia? ¿has compartido en tus grupos de WhatsApp el audio de una víctima? ¿twitteaste sobre “el desmembrado o “secuestro” captado en video de dos hermanos? No resulta tan distinto a lo que hacen los medios, cuando no hay una investigación seria detrás. 


La discusión no va por el lado de si mostrar o no la realidad. De hecho, uno de los grandes beneficios que nos trajeron las redes sociales, es que los ciudadanos ahora tenemos voz respecto a los temas que nos preocupan, y la delincuencia claramente es uno de ellos. El asunto está en cómo damos a conocer esa preocupación y cuán en serio nos tomamos la información que replicamos. Lo primero, es ponernos en contexto,lo segundo, cuestionar la información.

Es irónico ver como la mayoría las instituciones atraviesan una crisis de credibilidad, pero lo que se comparte en las redes sociales se toma como cierto sin cuestionamiento. Cuando nos dedicamos a esparcir noticias alarmistas sin tomarle el peso, no nos diferenciamos tanto a un noticiario sensacionalista y por sobre cualquier otro objetivo, lo que logramos es contribuir a un ambiente de desconfianza y alterar negativamente el estado de ánimo de quienes nos rodean. Con las redes sociales, todos nos volvimos medios de comunicación en sí mismos, y, por ende, debemos ser responsables de lo que compartimos. Ahora nosotros también tenemos espectadores.

 
Los lectores que acceden a noticias, ya sean positivas o negativas, pero con una solución o enfoque optimista, son más propensos a compartirlas por las redes sociales. Entonces ¿por qué no sumarnos a eso? No sigamos alimentando el miedo, que pareciera estar bastante cómodo entre nosotros, mejor busquemos qué se está haciendo bien y corramos la voz de que hay formas de enfrentar el problema. 


Ojalá que los que se informan por WhatsApp, hayan leído que Los legisladores en Quintana Roo  avalaron por unanimidad la “Ley Olimpia“, que reconoce la violencia digital como un delito o todos los que han compartido lo que le pasó a la prima de la tía, publicaran también  los aseguramientos a delincuentes que han realizado las corporaciones ,dejemos de ser voceros de los criminales ya que con ello solo logramos infundir terror y desprestigiar. Sigamos informando a nuestros cercanos, pero cuestionemos lo que nos llega, y compartamos también el cómo solucionar los problemas para que realmente haya un cambio, que no solo sea desconfiar de cada persona que no conocemos y caminar asustados por la vida.   


No sigamos alimentando el miedo, que pareciera estar bastante cómodo entre nosotros, mejor busquemos qué se está haciendo bien y corramos la voz de que hay formas de enfrentar el problema.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s