Evidencian productos nocivos

Redacción/Mestizo

CANCÚN, QRoo., 21 de Septiembre de 2020.- Miles de personas que acuden a los diversos supermercados han encontrado el nuevo etiquetado color negro y de forma octagonal en los productos que tradicionalmente adquieren para consumo propio o el de sus familias.

Durante un recorrido en tiendas de autoservicio en Cancún, se pudo ver cómo los consumidores observan detenidamente las etiquetas y que en muchos casos logra influir en su decisión de compra.

En el sentido estricto, el nuevo etiquetado, implementado a raíz de la Norma Oficial Mexicana NOM-051-SCFI/SSA-2010, estaría cumpliendo con su objetivo.

Aquellos productos, como los refrescos de cola y botanas, que para la mayoría es obvio su alto contenido calórico, no representa ninguna sorpresa, pero el dilema se genera cuando una persona tiene que enfrentarse a un producto que tradicionalmente era adquirido y consideraban como saludable, por ejemplo, un pan tostado, barras de avena, jugos o néctares.

Dichos productos, a la fecha, son consumidos por todos los integrantes de una familia, incluidos los menores.

Enemigo diario en la dieta del mexicano

Y es que, por años, muchas madres han dado a sus hijos productos que, según esas etiquetas, aportan un alto contenido calórico.

De acuerdo con los consumidores, este etiquetado vino a poner en evidencia a aquellos productos que se promovían como saludables y que resultan ser igual de prejudiciales para la salud que la comida chatarra.

Si bien refieren que cada quien es responsable de lo que consume, lo cierto es que ahora se dan cuenta de la existencia de pocas opciones de alimentos saludables.

El nuevo etiquetado en alimentos refleja los excesos que contiene la mercancía, destacando la advertencia sobre el contenido o excesos en grasas saturadas, azúcares, calorías, sodio, entre otros.

Entre las ventajas se encuentra que es fácil de entender e interpretar por toda la población; permite tomar la decisión de comprar en un vistazo.

Sin embargo, también hay desventajas, como no indicar cantidades específicas de azúcares, grasas saturadas, sodio ni calorías; tampoco distingue porciones de los productos, aunque sean de diferente tamaño y no permite comparar entre alimentos similares.

La NOM establece que todos los productos podrán contar con hasta seis etiquetas que incluyan las calorías, grasas, sodio, entre otros.

Advertencias claras

Los etiquetados también incluirán frases de advertencia sobre el riesgo de enfermedades que se pueden desencadenar tales como: cáncer, obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares, mala salud bucal, entre otras.

Sus características tendrán que aparecer en la parte frontal de cada producto y contar con letras en mayúsculas en color blanco con la leyenda: “Secretaría de Salud”.

Por su parte, la tabla de ingredientes estará independiente de la etiqueta frontal, con el fin de generar un impacto visual real.

La Secretaría de Salud determinó que los productos podrán incluir leyendas o pictografías cuando lo considere necesario.

Asimismo, no se podrá incluir la imagen de niñas o niños, ni contener estereotipos físicos “que provoquen confusión o falsas expectativas en los consumidores”.

En el caso de los refrescos, se indicó que todos, incluso los dietéticos, así como los que son bajos en calorías o en azúcares, serán considerados como nocivos.

Por ello, los refrescos que se compren contendrán la leyenda: “el abuso en el consumo de este producto es nocivo para la salud”.

Cambios a la ley enfrentan a empresas

Los cambios en los hábitos de vida y alimentación han llevado a la población mexicana a ocupar los primeros lugares de sobrepeso y obesidad, datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) muestran que desde 1975, la obesidad se ha casi triplicado en todo el mundo.

La NOM-051 data de 1994, fecha desde la cual se le han hecho diversas modificaciones para ajustarse a las necesidades de información comercial y sanitaria que debe ser proporcionada al consumidor para decidir que pueda alimentos y bebidas no alcohólicas adquirir.

Recientemente, la embotelladora Coca-Cola Femsa informó que interpuso un amparo en contra de esta modificación de la NOM-051.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s