Primero Madrid y ahora Liverpool regresa a las restricciones por rebrotes de Covid-19

Redacción/Mestizo

LIVERPOOL, Ingl., 13 de octubre de 2020.-El Reino Unido es el país más castigado de Europa por la pandemia, con más de 42 mil 800 muertes confirmadas por el nuevo coronavirus. Y, como en muchos países del continente, aumenta la preocupación ante la llegada de una segunda ola.

Según datos publicados el viernes por la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS), unas 224 mil 400 personas —aproximadamente 1 de cada 240 o más de 400 por 100 mil habitantes— en Inglaterra tuvieron el coronavirus durante la semana del 25 de septiembre al 1 de octubre.

Aunque los adultos jóvenes son los principales afectados, también se multiplicaron por ocho las infecciones de los mayores de 65 años desde el mes pasado, según el mayor estudio británico, realizado por el Imperial College London e Ipsos MORI.

El estudio, con una muestra de 175 mil personas, calculó que se produjeron 45 mil nuevas infecciones cada día entre el 18 de septiembre y el 5 de octubre. La tasa de reproducción, conocida como número R, se sitúa esta semana entre 1.2 y 1.5, según cifras del gobierno británico, lo que significa que cada 10 personas infectan de media a entre 12 y 15 más.

En este contexto, el nuevo sistema de alerta dividirá Inglaterra en tres niveles —medio, alto y muy alto— según la evolución de la pandemia y las restricciones que se deban aplicar.

Esto no involucra sin embargo a Escocia, Gales e Irlanda del Norte que, con competencias autónomas en materia de Sanidad, fija sus propias políticas contra el COVID-19.

Así, las ciudades escocesas de Edimburgo y Glasgow ya vieron la semana pasada sus bares y restaurantes cerrados durante dos semanas por decisión del gobierno del independentista Nicola Sturgeon.

Medidas similares podrían imponerse ahora a zonas del norte de Inglaterra como Liverpool, con casi 600 casos por 100 mil habitantes.

El alcalde de la ciudad, Joe Anderson, prevé que esta sea puesta bajo el nivel “muy alto” de alerta a partir del martes, imponiendo una duras restricciones que ya despiertan la ira de los políticos locales contra las autoridades de Londres.

“Expreso públicamente mi cólera”, afirmó este fin de semana el alcalde laborista de Mánchester, Andy Burnham, en rueda de prensa conjunta con otros responsables políticos del norte de Inglaterra.

“No abandonaremos a los habitantes ante la adversidad y a las empresas ante la quiebra”, prometió, amenazando incluso con un recurso judicial contra un eventual cierre de bares y restaurantes.

En previsión de estas nuevas restricciones, el ejecutivo de Johson anunció el viernes que pagará dos tercios de los sueldos, hasta un máximo de dos mil 100 libras (unos dos mil 715 dólares,o dos mil 310 euros) mensuales por persona, de los empleados de las empresas obligadas por ley a cerrar.

(Con información de informador)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s