La caída del general

Irma Ribbon / Mestizo

@IrmaRibbon

La captura del general Salvador Cienfuegos Zepeda, exsecretario de la Defensa Nacional durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, cimbra las estructuras de las Fuerzas Armadas. Es un asunto de novela que causa indignación. Los supuestos vínculos del exsecretario con el exfiscal de Nayarit, Édgar Veytia, y el gobernador de ese estado, Roberto Sandoval, así como con otros “funcionarios federales” del sexenio pasado cuyos nombres no han sido revelados en la investigación de la DEA, hace que más de un encumbrado político se preocupe por la cercana relación que en su momento mantuvo con el general, quien está acusado de cinco delitos, entre otros, conspiración criminal para manufacturar, importar y distribuir heroína, cocaína, mariguana y metanfetaminas, y lavado de dinero, presuntamente cometidos por el general entre diciembre de 2015 y febrero de 2017. El arresto de Salvador Cienfuegos (que por alguna razón México fue incapaz de detener) quien viajaba con su familia, no sólo es reflejo del grado de penetración del crimen organizado en las estructuras del gobierno, sino que también desacredita la lucha contra el narcotráfico.

La gravedad de los delitos de los que acusan a quien fue la cabeza militar del país durante el sexenio pasado y el trato de capo del narcotráfico que le dan a un militar de carrera y de la élite castrense de las fuerzas armadas mexicanas es algo inédito  y más la manera en que se dio a conocer la detención del general, por un tuit del canciller Marcelo Ebrard, poco después de que el embajador de Estados Unidos, Christopher Landau, “lo pusiera al tanto” de lo que ocurría en Los Ángeles. Ocurrió algo semejante en Dallas, Texas, con Genaro García Luna exsecretario de Seguridad Pública Federal, arrestado por supuestamente, recibir sobornos del poderoso Cártel de Sinaloa.

A destacar, que de las dos capturas se enteró el gobierno mexicano después de haberse realizado, lo cual demuestra la desconfianza de Washington que no alertó a México de este desenlace. El exsecretario de la Defensa fue llevado a un juzgado para su primera audiencia. La primera audiencia duró sólo cinco minutos. Esta nueva novela apenas inicia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s