El cine postpandemia

A 8 mm del mundo

Marco Antonio B. Montañez / Mestizo

@elmarcobau

El año 2020 nos ha dejado mucho para reflexionar y aprender para un futuro. El planeta se ha visto golpeado por muchas adversidades y la vida como la conocemos ya no será igual. ¿Quién diría que actividades tan cotidianas como ir al cine sería muy peligroso?

La industria cinematográfica ha sufrido mucho desde que se instauró la cuarentena en varios países, lo que ha llevado a retrasar estrenos de películas, detener rodajes y un gran cambio en la manera de exhibición de los filmes, dándole un golpe duro a las salas de cine. Estas últimas venían teniendo competencia con las plataformas que han surgido como Amazon Prime y Netflix. Sin embargo, el debate se acrecentó cuando la pandemia obligó a varias películas a estrenarse en Internet para no ver afectada la taquilla ante la inminente recesión económica.

A pesar de todo, las productoras y distribuidoras le han sacado provecho a este nuevo modelo de estrenar cintas en streaming, poniendo aún más en jaque a las ya moribundas exhibidoras que buscan un pequeño respiro y sólo se dará cuando puedan operar a más capacidad en sus salas. El cineasta que trató de darle razón a las salas fue Christopher Nolan, al estrenar en medio de la pandemia su “Tenet”, película que era muy esperada, ya que cuenta con un reparto de estrellas como Robert Pattinson. A pesar de ello, el filme fue un fracaso en la taquilla y dio otro argumento a las productoras para cambiar su método de exhibición, demostrando que no es momento de ir al cine ni porque sea el mejor director o la mejor película. Aun así, muchas películas como “No Time to Die” y “Dune” serán estrenadas hasta 2021 para evitar el fracaso que fue la ya mencionada “Tenet”.

El debate también pasa por la experiencia y el ritual de ir a ver una película; no es lo mismo verlo en una pantalla IMAX a una pantalla de televisión o de celular; al igual que el sonido, pues ya varias salas cuentan con un sistema de audio muy avanzado en donde te puedes sumergir en la experiencia de ver una cinta y aprovechar la máxima que los cineastas querían expresar con sus obras.

Pero los espectadores tienen la última palabra sobre cómo ver cine, ya que ellos son los que gastan dinero en un boleto o pagan su cuenta mensual en alguna plataforma online. De ellos depende si el streaming se levanta como el futuro del cine o las salas tradicionales seguirán funcionando. Lo que sí está claro es que como personas saldremos ganando con el vasto catálogo de películas que podremos ver al año, ya sea en Netflix o en el cine. Debemos ser exigentes con la calidad de sus productos, ya que al fin y al cabo la gente paga para pasar un buen rato y apagar su cerebro unas horas para que le cuenten una gran historia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s