2020: Una cura de humildad

Serendipia

Irma Ribbon / Mestizo News
@IrmaRibbon

Un nuevo coronavirus surgía en diciembre de 2019 en una remota ciudad de China, Wuhan; la veíamos como una epidemia ajena, que no llegaría jamás y que no alteraría nuestra forma de vida. Pero llegó, como un mazazo, para cambiar radicalmente la vida de todos de la noche a la mañana.

El coronavirus que nos ha hecho ver lo vulnerable de nuestra forma de vida, es también una cura de humildad. Ahora nos invaden reacciones tan humanas y de siempre como el miedo a lo desconocido, la incertidumbre del qué pasará o el temor a la muerte, y nos ha impuesto un nuevo presente, pues la obligación de parar nos fuerza a bajar el ritmo, olvidar los planes, trabajar en casa y entretenernos con los nuestros.

El personal de salud está sufriendo en primera persona los embates de esta epidemia, y nos damos cuenta de que, al igual que pasa con la ciencia, es necesario acabar con la precariedad laboral de las personas que velan por nuestra salud y tener un sistema fuerte y capaz de responder a las emergencias. 

La reclusión de millones de niños y niñas en su casa ha puesto a prueba las relaciones familiares y ha producido que valoremos más la función de la educación. Menos mal que la capacidad de adaptación de los niños, ha ayudado en el confinamiento y son absolutamente válidos en todo momento y circunstancia. 

También se ha puesto a prueba la posibilidad de seguir enseñando online. Los profesores han hecho un esfuerzo enorme para intentar asegurarlo; aunque sea un parche, porque la educación requiere de contacto, relación directa y afecto, ya que sin ellos es más difícil que se produzca el aprendizaje. Esta situación ha puesto de manifiesto la brecha digital que hay en los hogares mexicanos y que refleja la desigualdad social.

Además, durante esta emergencia estamos viendo que hay trabajos esenciales y que no siempre están reconocidos: los cuidados. El cuidado de nuestros hijos, de las personas mayores, de las personas dependientes… nuestra sociedad no sería posible sin los cuidados, pero estos generalmente son invisibles. 

En estos días, muchos de nosotros añoramos, simplemente, pequeños placeres como dar un paseo nocturno o disfrutar de una cerveza en una terraza con nuestros amigos y familiares.

Las cosas que más echamos en falta son sencillas, no necesitamos grandes viajes o comprar los últimos avances tecnológicos para sentirnos plenos. Si somos capaces de recordar esto cuando podamos volver a abrazar a nuestros seres queridos, es posible que después de la crisis consigamos ser un poco más felices que antes.

Este 2020 ha estado lleno de procesos y situaciones claves que han llevado a todos a estar atentos, analizando el día a día y pensando cuidadosamente cuál será el paso siguiente. ¿Estamos frente a un año de profunda catarsis en el país? A mi parecer no solamente México está en ese proceso, sino el mundo entero. Estamos en un profundo proceso de cambio estructural a nivel global.

Cuando todo esto acabe…  ¿Volveremos a las andadas o seremos capaces de aprender algo? Está claro que nos costará superar la crisis del coronavirus. Pero lo lograremos, aunque con un alto costo en muchos terrenos: vidas, empleos, pérdidas económicas, retrocesos en bienestar social y toneladas de angustia y miedo. La gran cuestión es si volveremos o no al mismo tipo de vida, al mismo modelo productivo y a un mercado de trabajo precario, al mismo modelo de sociedad desigual, al ruido y a las prisas para encaminarnos hacia el abismo medioambiental.

Porque si no somos capaces de sacar algunas enseñanzas básicas de esta crisis donde se ha evidenciado que lo importante es la vida y la salud, es que no tenemos arreglo como especie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s