Desafío en Progreso

Claudina Canto/Mestizo News

Mérida, Yuc., 21 de Diciembre de 2020.- En el estado de Yucatán se construirá un astillero en 39 hectáreas en suelo seco del puerto de altura de Progreso, que principalmente brindará atención a sistemas de software y tecnología, así como mantenimiento a cualquier embarcación como buques mercantes y cruceros que tengan la necesidad de algún servicio especializado. 

El pasado 24 de noviembre del presente año, Fincantieri, una empresa italiana firmó una carta de intención con la Secretaría de Desarrollo Económico y Trabajo del Estado de Yucatán para participar en el diseño y la construcción de un nuevo astillero de mantenimiento, reparaciones y conversiones. 

Este centro de mantenimiento contará con grúas, talleres, oficinas y equipo especializado según el grupo, quienes cotizan en la bolsa italiana en 2019 tuvieron ingresos por 5 mil 849 millones de euros, según sus reportes públicos. 

La creación del astillero la llevará a cabo el Gobierno del Estado de Yucatán y comenzará en el primer semestre de 2021; está previsto que finalice después de varias gestiones, en 2027. 

Fincantieri es una de las empresas más grandes del mundo que se dedica a la construcción naval. De hecho, es número uno en innovación, diseño y construcción en su ámbito. Además, está considerada como una empresa de alta tecnología en diseño y construcción de barcos.

Debido a las restricciones sanitarias, el convenio fue firmado a distancia por el ministro de Desarrollo Económico y Trabajo de Yucatán, Ernesto Herrero Novelo, y por el director de la División de Servicios Fincantieri, Giorgio Rizzo, en presencia del gobernador Mauricio Vila, y el Gerente General de Fincantieri, Fabio Gallia.

Yucatán siempre ha destacado su lugar en México como uno de los mejores lugares para invertir, estando cerca del Golfo, la cual es una región con una fuerte concentración de operaciones relacionadas con el petróleo y con exploración, producción y almacenamiento en altamar de gas natural. 

En una primera fase la compañía naviera italiana prevé una inversión cercana a los 150 millones de dólares en Progreso; si el proyecto destaca, existe la probabilidad de que desarrollen una segunda y una tercera fase, en las que podrían invertir hasta 550 millones de dólares. 

Se pretende dragar la zona de Isla Cervera, beneficiando el arribo de barcos de mayor calado y a su vez aprovechando la arena extraída para crear una mayor superficie, permitiendo el asentamiento del astillero. 

Detonador económico y de empleos

Es una obra de grandes retos, por los temas climáticos de huracanes y la gran movilidad del puerto de altura; sin embargo, el logro de esta inversión detonará a Yucatán como uno de los grandes sitios de atracción en materia de industrias de comercio internacional y de turismo, debido a que permitirá trabajar al sistema de navieras que arribarán a la zona con turistas de todas partes del mundo.

Cuando el astillero alcance su capacidad operativa total, va a generar unos 700 empleos de tiempo completo y una cadena de proveeduría que involucrará a 2 mil 500 trabajadores en temporadas de alta demanda.

Las licitaciones gubernamentales estatales para la primera fase del proyecto serán emitidas el año entrante, con el objetivo de iniciar las labores de dragado, desde la segunda mitad de 2021, y así elevar a 15 metros de calado la capacidad actual del Puerto de Progreso, que ronda los 9 metros, informaron los grupos involucrados.

Sombra de corrupción y fraude

Sin embargo, no todo es color de rosa, pues cabe recalcar que Fincantieri ha sido titular de las compañías de Astilleros Navales como de Saint Nazaire en Francia, donde fue investigada el año pasado por las autoridades italianas en torno a delitos de corrupción, declaraciones fraudulentas, emisiones de facturas falsas y explotación de mano de obra de países asiáticos en astilleros de Véneto, Liguria, Puglia y Sicilia, entre otros. La investigación afectó a más de una docena de directivos.

La policía financiera italiana estuvo indagando en las oficinas de varias empresas que trabajan para Fincantieri. Aproximadamente, fueron 30 las personas bajo investigación por la supuesta “explotación y corrupción sistemática” de trabajadores extranjeros.

Mecanismos contra la corrupción

Dada la importancia del proyecto y el capital invertido, surge la necesidad de transparencia en el proceso de licitación y del desarrollo del proyecto en un país como México, que a lo largo de su historia mantiene una infinidad de casos que denotan explotación laboral y corrupción en el gobierno, como lo fue Odebrecht en su momento. 

Es vital que haya mecanismos en búsqueda de la erradicación de la corrupción y el favoritismo en empresas, dando paso a compañías que realmente tengan la capacidad financiera de desarrollar un proyecto de tal envergadura. 

Este proceso debe ser llevado mediante las condiciones adecuadas y acorde al presupuesto otorgado, labor que tiene que ser controlada por los legisladores, gobierno y la misma ciudadanía, en pro de cuidar una labor económica eficiente en vez de una red de corrupción y abusos laborales y demás delitos que hacen que el esfuerzo se vuelva negativo. 

Progreso es un municipio con rezagos en materia de mano de obra calificada y muy poca estructura de servicios; sin embargo, con un plan integral bien desarrollado podría accesar a la productividad. 

Los retos serán mayúsculos, sin embargo, la recompensa por un Yucatán activo es mayor y la mesa está puesta para realizar la labor con el compromiso y responsabilidad que se amerita.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s