A River le salió todo mal y sufrió una dura derrota en la semifinal de la Copa Libertadores

Redacción/Mestizo News

BUENOS AIRES, ARGENTINA, 5 de Enero del 2021.- El sueño de la Copa Libertadores le quedó un poco más lejos a River. Un paso en falso en esta instancia del torneo cuesta carísimo. Lo sabe ahora el equipo de Marcelo Gallardo, que cometió muchos errores, y Palmeiras se los hizo pagar con goles, con un 3-0 contundente y sabor a definitivo, en el primer partido de la semifinal que tendrá su segundo episodio la semana próxima en Brasil.

Rony, Luiz Adriano y Matías Viña fueron los verdugos en la noche de Avellaneda. A River, claro dominador en el primer tiempo, no le salió nada. Más práctico, Palmeiras facturó cada vez que pudo. El conjunto paulista, invicto a lo largo de la Copa, prolongó su buen momento con un resultado contundente, que desnudó por completo las falencias de un River que falló justo cuando ya no hay margen para equivocarse.

La desazón de De la Cruz y Borré; River tuvo su peor noche en mucho tiempo
La desazón de De la Cruz y Borré; River tuvo su peor noche en mucho tiempo Crédito: Mauro Alfieri/Pool Argra

No tardó el conjunto de Marcelo Gallardo en asumir el protagonismo del partido, mientras que Palmeiras se plantó en su terreno y se predispuso para el contraataque. Buscó el local por los costados, con las subidas de Milton Casco -llegó con lo justo en la parte física- y de Montiel. Por el carril zurdo llegó la primera chance, un centro hacia atrás de Suárez que Carrascal empujó hacia el arco, pero entre Weverton y Gustavo Gómez consiguieron despejar.

El blooper de Armani y el gol de Palmeiras

Sobre los 20, Montiel volvió a picar por la derecha y envió el centro cruzado al corazón del área, pero Borré no alcanzó a conectar con precisión cuando estaba solo frente al arco.

Sin embargo, el encuentro tendría un vuelco a los 26 minutos. Tras un centro inofensivo desde la derecha, Armani y Paulo Díaz no se entendieron, el arquero despejó corto y la pelota le quedó servida a Rony, que aprovechó para meter un derechazo al segundo palo -incluido un ligero roce en De la Cruz- para poner en ventaja a Palmeiras.

El 2-0 de Palmeiras

El gol brasileño desconcertó a River por unos minutos, en un lapso en el que el conjunto argentino cometió varias imprecisiones. Con espacios, Palmeiras tuvo una nueva chance, pero el gol de Gustavo Scarpa fue anulado por un fuera de juego milimétrico. A partir de un par de apariciones de Carrascal, River tomó de nuevo el control en el cierre de la primera parte. No pudieron Borré y Suárez luego de una buena jugada del volante colombiano, y casi en el cierre, Nacho Fernández reventó el travesaño en un tiro libre frontal.

Más punzante y concreto, Palmeiras fue contundente en el comienzo de la segunda parte. Avisó Rony en una llegada a espaldas de los centrales, y casi de inmediato, Luiz Adriano se escapó desde la mitad de la cancha, le ganó a la marca de Rojas -error del paraguayo en permitirle escaparse por dentro- y definió entre las piernas de Armani para el 2-0 visitante.

La expulsión de Carrascal

River quedó al borde del KO. Palmeiras, con la mente fría, empezó a manejar el desarrollo. Perdió la cabeza Carrascal, que vio la tarjeta roja de manera directa después de una falta sobre Gabriel Menino. Y en la acción siguiente a la expulsión vino el tercero: gran tiro libre combado de zurda de Scarpa y cabezazo esquinado de Matías Viña para dejar sin chances a Armani.

El 3-0 del equipo brasileño

La expulsión de Carrascal y el tercer tanto de Palmeiras fueron un nuevo y duro impacto que aplacó por completo a River. El equipo de Gallardo naufragó en su impotencia, y nada varió con los cambios que dispuso el DT. Muy concentrado y con mucha confianza, el equipo paulista estuvo más cerca del cuarto que el local del descuento. Quedaba media hora, pero el partido ya había cambiado de manos, y el Verdao dominó a voluntad lo que restaba; dilapidó, incluso, un par de ocasiones para aumentar diferencias.

Sin respuestas: Palmeiras desnudó todos los defectos de River

La vuelta se disputará el próximo martes 12 en el estadio Allianz Parque de San Pablo y el ganador se clasificará a la gran final única del sábado 30 de enero en el Maracaná de Río de Janeiro. River mostró una cara desconocida y deberá apelar a una epopeya para torcer el curso de la serie y llegar a su tercera final consecutiva en la Libertadores.

La expulsión de Carrascal, por una falta sobre Menino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s