Responsabilidad legal en el concubinato

Hablemos Derecho

Dra. Dileri Olmedo, Directora del Instituto Pericial Judicial / Mestizo News
Facebook: IPJ
Instagram: IPJ_Oficial
Twitter: IPJ_Oficial

Todos hemos escuchado aunque sea una vez hablar de parejas que viven en concubinato, pero ¿realmente sabemos lo que significa? o ¿Qué responsabilidad legal conlleva vivir en este tipo de sociedad?.

Hoy vamos a hablar un poco sobre el concubinato y las responsabilidades que conlleva para quienes viven bajo este tipo de contrato.

Primero empecemos por definir que es el concubinato, es así como tenemos que es la unión de dos individuos, sin impedimento para contraer matrimonio (pero aún así no lo llevan a cabo), que cohabitan de manera constante y permanente por un periodo mínimo de dos años, como si estuvieran casados.
No es necesario el transcurso del período de tiempo mencionado para que se considere concubinato cuando, reunidos los demás requisitos, tengan un hijo en común.

Si has vivido en pareja por un mínimo de dos años sin que estés casado, la ley considera que vives en concubinato o independientemente del tiempo como ya se mencionó antes, tengas con tu pareja un hijo en común, la ley dicta que ambas partes se encuentran en una de las relaciones jurídicas familiares generadora de deberes, derechos y obligaciones, ya que estas surgen entre las personas vinculadas por lazos de matrimonio, parentesco o concubinato, es decir, el hecho de no estar casado no te exenta de tener con tu pareja derechos y obligaciones recíprocos.

El concubinato genera entre las partes interesadas derechos alimentarios y sucesorios, independientemente de los demás derechos y obligaciones reconocidos por la ley.

En el caso de que existan hijos, independientemente del tipo de relación existente entre los padres, estos están obligados a dar alimentos a sus hijos, recordemos que el hablar de  los alimentos no solo comprende la comida sino también, el vestido, el calzado, educación, la habitación, la asistencia médica y la hospitalaria. A falta o por imposibilidad de alguno de los padres, la obligación recae en los demás ascendientes por ambas líneas que estuvieren más próximos en grado.

Queremos hacer una breve pausa para invitarles a conocer el Instituto Pericial Judicial y la amplia oferta educativa que ofrece, manejamos desde licenciaturas, bachillerato, diplomados, maestrías y clases de inglés.

También contamos con becas y descuentos para que puedan concluir sus estudios.

Nos ubicamos en la avenida José López Portillo casi esquina con Uxmal a unos minutos del crucero. O pueden enviarnos un Whatsapp al (998) 221 9944.

Ofrecemos apoyo y asesoría a todos aquellos que lo necesiten.

Ahora bien, retomando el tema, ¿Qué pasa si vivo con mi pareja en concubinato y decidimos separarnos, tenemos derecho a algo?

Al terminar la convivencia, la concubina o el concubinario que carezca de ingresos o bienes suficientes para su manutención, tiene derecho a una pensión alimenticia por un tiempo igual al que haya durado el concubinato. No podrá reclamar pensión quien haya demostrado ingratitud, o viva en concubinato o contraiga matrimonio con otra persona.

Es importante mencionar que el derecho que se otorga al concubinario o concubina al terminar el concubinato solo podrá ejercitarse durante el año siguiente a la cesación del mismo.

En el caso de los hijos, los padres tienen los mismos deberes como si estuvieran unidos bajo un contrato matrimonial, ya que éstas no dependen del estado civil.

Los hijos tienen el derecho de que se cubran todas sus necesidades de alimentación, vestido, habitación, educación, salud, esparcimiento y convivencia.

Las primeras seis necesidades conforman lo que la ley denomina como alimentos y ambos padres tienen la obligación de proporcionarlos.

Asimismo, los hijos tienen el derecho de convivir con ambos padres cuando se encuentren bajo su patria potestad, aun cuando no vivan bajo el mismo techo.

En el matrimonio, generalmente la separación concluye con un divorcio y un acuerdo para determinar quien conservará la guarda y custodia de los hijos, las visitas y convivencia del progenitor que no tiene la guarda y custodia y el cumplimiento de las obligaciones alimentarias, entre otros temas.

En el concubinato, por regla general cuando se da por finalizada la relación, la pareja debe llegar a convenir los términos de convivencia y custodia de los hijos.

Al no existir ninguna decisión judicial que resuelva las circunstancias del caso,  ambos padres conservan la patria potestad y sobre todo comparten la guarda y custodia de los hijos.

Y con todo lo planteado anteriormente ¿usted sabe de alguien que se encuentre en situación de concubinato?. Ya para concluir queremos compartirles la siguiente frase del psicólogo y escritor Wayne Dyer:

Las relaciones basadas en la obligación carecen de dignidad .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s