San Marcelino, orgullo cultural

Claudina Canto/ David Hau /Mestizo News

Tekax, Yuc., 18 de Enero de 2021.- A 20 minutos de la ciudad de Tekax, sobre un camino rocoso e inclinado, se encuentra la aldea maya San Marcelino. Esta pequeña comunidad abre sus puertas a quienes buscan vivir una experiencia en armonía con nuestros ancestros, a través de una propuesta ecoturística desde hace dos años.

Desde hace unos meses recibe a visitantes nacionales y extranjeros para guiarlos en pequeños recorridos, mostrando sus tradiciones y costumbres.

Este lugar está conformado por 24 habitantes, entre adolescentes y adultos; todos hablan maya, excepto una persona que ha luchado por los derechos de la comunidad y ha ganado el premio Crear Valor en la Ciudad de México: Luis Fernando Góngora Pech, un gran ejemplo a seguir, pues además de ser mayahablante, practica español y funge como el comisario ejidal de San Marcelino.

Las mujeres hacen artesanías, principalmente bordados con diferentes técnicas como el petatio, hilo contado (Xok chuuy), punto de cruz (Xok bichuy), entre otras, siempre conservando la esencia de todas las técnicas de sus ancestros.

Las viviendas son pequeñas, como una bóveda celestial que se asemeja al cuerpo humano, por lo que al momento de entrar se tiene que hacer una pequeña reverencia, agachando la cabeza.

Este tipo de comunidades son admirables y un ejemplo a seguir, al ser autosustentables; es decir, producen su comida por medio de las cosechas, por ello tienden a practicar ceremonias o rituales de sus antepasados como el Ch’a Cháak, que es un ritual de petición de lluvias, que tiene como objetivo asegurar la benevolencia de las deidades encabezadas por Yuum Cháak, “porque sin la lluvia no hay cosecha”.

San Marcelino está preparado para tener sus puertas abiertas con las medidas sanitarias necesarias para todo aquel que quiera esa conexión con los antepasados, promover la cultura y abonar al desarrollo de la comunidad.

Remando contra corriente

A pesar de que Luis Fernando Góngora Pech no es originario de San Marcelino, conoce muy bien la historia de esta localidad. Reconoce que no ha sido fácil aprender a hablar español y avanzar en la promoción del lugar; incluso, señala que fue víctima de racismo y menosprecio hacia sus orígenes. En la escuela primaria, sufría de burlas o acoso de sus compañeros por el hecho de ser mayahablante.

– ¿Cuál fue tu principal impedimento?

“Al ser la lengua maya mi idioma materno y al no dominar el español, representó una enorme barrera para un buen desempeño escolar”

Estas barreras se originaron al no encajar en un grupo diferente de sus creencias culturales y que además, no valoraban sus orígenes. Esta situación generó en él una desmotivación para continuar con sus estudios. 

– ¿Cómo tomaste estas situaciones difíciles que se te presentaron a tu corta edad?

“Sirvieron como una enorme motivación para aprender y dominar el español, para que de esta manera pudiera continuar y culminar mis estudios”.

Esto se vio reflejado en un título que lo avala como analista programador y diseñador gráfico, lo cual le permitió que se le abrieran puertas para ser el comisario de San Marcelino. Actualmente su familia está compuesta por su esposa y un hijo, quienes lo ayudan para impulsar a San Marcelino como uno de los lugares turísticos a nivel nacional.

-¿Cómo te sientes en esta etapa de tu vida?

“Me encuentro muy feliz de mis raíces mayas, mismas que me respaldan a través de mi idioma, costumbres y tradiciones. Esto no quiere decir que esté en desacuerdo con la modernidad; lo veo como una oportunidad para que mi cultura prevalezca en el tiempo, además de verla como una oportunidad de seguir compartiendo la sabiduría maya, como la medicina tradicional, el solar maya, el bordado, la comida, la casa maya y una gran variedad de técnicas para la obtención de alimentos”.

Muchos de sus trabajos suelen desprestigiarse, y un gran ejemplo son los productos hechos en las aldeas como los bordados tradicionales, ya que son comprados a bajo costo y revendidas a precios muy altos en las zonas turísticas, llevándose el crédito de la mano de obra, lo cual, no permite reconocer a las mujeres mayas que realizan estos bordados. Un claro ejemplo de que hay mucho que trabajar para que se le dé el valor que requiere a la cultura maya, que muchos la conceptualizan como algo muerto cuando en realidad está más viva que nunca.

– ¿Qué mensaje le tienes a la sociedad ante estas situaciones que no valoran el trabajo artesanal maya?

“Es importante resaltar la importancia de nuestras comunidades, porque su importancia radica en seguir manteniendo vivas técnicas ancestrales y un conocimiento enorme, que les permite encontrar una armonía con la naturaleza. Hay que dejar a un lado todo estereotipo concebido en el que se crea que estas aldeas son vulnerables, pues día a día demostramos que somos capaces de mantener una calidad de vida óptima, y que incluso es mucho mejor si se compara con algunas ciudades”.

Finalmente nos compartió, con gran orgullo, haber sido el ganador al premio “Crear Valor 2019”, que se otorga por iniciativa ciudadana y es encabezado por Colectivo Tomate, galardón que busca reconocer y visibilizar proyectos, acciones y/o personas con alto sentido de bienestar común; líderes, con aportaciones trascendentales que beneficien a la sociedad mexicana, poniendo en alto a México en el ámbito local, nacional o internacional. Estas acciones se relacionan con tres ejes claves de transformación social: economía, arte y cultura como factores de sensibilización, conexión y desarrollo.

Luis mantiene reconocimientos que lo avalan como un orgullo mestizo, que lo mantiene frente a un proyecto ecoturístico, como lo es San Marcelino. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s