Riesgos y exclusión de vacunación en Yucatán

David A. Valladares Gómez y Claudina Canto Cural / Mestizo News

MÉRIDA, YUCATÁN, 23 de enero de 2021.- Personal administrativo del sector salud en el estado de Yucatán, ha manifestado su descontento con la clasificación del personal de la primera etapa de vacunación donde sólo se vacunará a los clasificados como primera línea de combate contra el COVID-19, esto al considerar que no se ha contemplado a las áreas administrativas de contacto directo.

El pasado 13 de enero dio inicio la campaña de vacunación contra el COVID-19 en Yucatán para el personal del sector salud, esto como parte de la estrategia nacional de vacunación en su primera etapa de diciembre 2020 a febrero del 2021, la cual, contempla personal de salud de primera línea de control de la COVID-19.

Desde los primeros días se presentaron situaciones en el estado, por el enojo de personal de salud al negarles la vacuna por no ser considerados como personal de primera línea. Este es el caso del personal administrativo en áreas de recepción de pacientes con enfermedades respiratorias quienes no han sido vacunados por no ser médicos.

Sin embargo, a pesar de no ser médicos o enfermeros los administrativos argumentan ser parte de las primeras líneas de contacto pues son aquellos que reciben a los pacientes y sus documentos corriendo el riesgo de contagiarse directa e indirectamente.

Ejemplo de ello son el hospital de la Amistad Corea-México y el hospital O´horán, en donde el personal administrativo en el área de cajas y recepción de pacientes tiene este contacto directo con pacientes infectados, este descontento se ha manifestado además en los hospitales del estado que reciben pacientes con COVID y que al personal administrativo de línea directa no ha sido vacunado, por no ser clasificados como personal de primera línea en esta primera etapa.

De igual forma, según los mismos testimonios del personal vacunado, durante esta etapa se han presentado reacciones y efectos secundarios en Médicos y enfermeros después de ser vacunados. Como la mayor parte de los medicamentos, las vacunas que fueron autorizadas para proteger del coronavirus traen consigo riesgos de inestabilidad y efectos colaterales. Gran parte de las personas que recibieron las primeras inyecciones, tanto de la Pfizer como la BioNTech, han experimentado presión elevada, desmayos, fiebres, escalofríos, náuseas, cansancio, dolor de cabeza e hinchazón en el lugar de la inyección.

En Yucatán estos efectos están siendo atendidos en el Hospital Militar Regional de Especialidades (HMRE) dependiente de la Secretaria de Defensa Nacional (SEDENA), el cual se ubica en la ciudad de Mérida, bajo la dirección del Coronel Médico Cirujano Gonzalo García Guerrero. Es importante tener criterio en los manejos de las vacunas, ya que todo el personal de salud incluye a todos y cada uno de los empleados de dicho sector. Así también informar a la población del riesgo de vacunación oportunamente para tomar las medidas pertinentes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s