Hasta 8 años de cárcel a la venta clandestina de alcohol en Yucatán

Redacción/Mestizo News

YUCATÁN, 11 de febrero de 2021.- Ante el alto índice de consumo de alcohol y muertes por intoxicación de bebidas alcohólicas que ponen a Yucatán en el primer lugar de todos los estados del país en ambos casos, ayer en el Congreso propusieron aumentar los castigos de dos a ocho años de prisión y de 200 a 600 días de salario como multa, para quienes vendan clandestinamente bebidas alcohólicas en la entidad.

Como parte de la jornada en el Poder Legislativo también se distribuyeron para su análisis tres iniciativas de reformas en favor de los derechos de la mujer, incluso en materia de violencia obstétrica, y se dictaminaron la terna, dupla y propuestas de aspirantes a integrar el Consejo del Instituto de Transparencia, así como para completar los que faltan del Comité de Designación del Comité Ciudadano de Anticorrupción.

Durante la sesión plenaria en asuntos generales también se presentó una iniciativa de reformas a la ley de Protección al Medio Ambiente para declarar a los cenotes de Yucatán patrimonio mundial por la Unesco, además de establecer acciones que ayuden a su protección y conservación.

De los asuntos del orden del día se aprobó por unanimidad reformas a la Ley de Protección y Fomento Apícola del Estado para impulsar la actividad y protección de las abejas y su medio ambiente.

Erigidos en Congreso Constituyente, los diputados convirtieron a Yucatán en el noveno estado del país en aprobar las reformas constitucionales federales para que los hijos de mexicanos nacidos en el extranjero tengan también esta nacionalidad y también fue la octava entidad en aprobar la reforma constitucional con respecto al poder judicial de la federación.

Respecto a las reformas contra la venta clandestina de bebidas alcohólicas, esta fue presentada por Milagros Romero Bastarrachea, hoy diputada de Fuerza por México, quien expuso en la tribuna que, el consumo excesivo de alcohol es uno de los principales factores de riesgo a la salud en el país, particularmente en Yucatán.

“Nuestro estado se ha caracterizado por ser un Estado lleno de cultura y tradiciones, pero al mismo tiempo somos la entidad que ocupa el número uno a nivel nacional en intoxicación aguda por alcohol”, precisó.

La legisladora añadió que la Organización Mundial de la Salud señala que se entiende por uso nocivo del alcohol, al consumo de bebidas alcohólicas en exceso, al consumo que pone en riesgo el desarrollo y la salud de quien las consume y que implica con frecuencia consecuencias sociales adversas.

El uso nocivo del alcohol, se refiere al consumo de bebidas alcohólicas realizadas por: menores de edad, mujeres embarazadas, personas que van a manejar vehículos de transporte público, automotores o maquinaria, y que van a desempeñar tareas que requieren habilidades y destrezas, o que implican el cuidado de otras personas, así como por personas con alguna enfermedad crónica, y su consumo en exceso.

“En el año 2017, el estado registró un total de 9, 801 casos, en el 2018 fueron 10, 312, mientras que en el 2019 fueron 9, 603 casos. Por cuarto año consecutivo, nuestro Estado ocupa el lugar número uno en casos de intoxicación aguda por alcohol”, puntualizó.

Milagros Romero señaló que en lo que respecta al 2020, hasta el corte del 19 de diciembre, cierra con 2, 418 personas intoxicadas, según datos del Boletín Epidemiológico del Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica del Gobierno federal. Así mismo, el citado documento señala que los hombres fueron quienes más se han intoxicado, con unos 2, 285 casos, y 133 mujeres”, y esto a pesar de la ley seca que se decretó varios meses.

“Uno de los muchos factores que lleva al estado a ocupar el primer lugar en intoxicación aguda por alcohol, es la venta clandestina de vinos y licores que representa ingresos exhorbitantes a los que se dedican a este comercio ilegal”, puntualizó.

“Aun cuando en 2020 nuestro estado estuvo en cuarentena desde marzo, Yucatán siguió ocupando el primer lugar en mayor casos de intoxicación aguda por alcohol”, reiteró.

La diputada comentó que no cabe duda que esta pandemia mostró la verdadera cara de este negocio ilegal y la necesidad del consumidor de adquirir alcohol a cualquier precio, incluso a sabiendas que se está adquiriendo alcohol adulterado, suceso que desgraciadamente cobró muchas vidas en la ley seca que implementó el gobierno del estado y de lo cual no puede pasar inadvertido.

“Personas sin escrúpulos, motivadas por el ánimo de ganar dinero, adulteraron alcohol y lo vendieron a discreción a los ciudadanos a sabiendas que esto podría ocasionar la muerte de las personas como terminó por ocurrir”.

La legisladora lamentó que las bebidas adulteradas cobraron varias vidas en el estado en medio de la ley seca decretada ante la contingencia sanitaria del Covid-19, como medida de prevención contra la violencia doméstica, pese a que se usó como medida de prevención. A saber en el 2020 hubieron 20 muertes por bebidas adulteradas, dichos decesos ocurrieron en el Puerto de Progreso, Chuburná, Acanceh y mayormente en Mérida.

“De estos terribles sucesos podemos observar que no existe miedo para la venta de alcohol en cualquiera de sus modalidades y esto se debe a que las penalidades que rodean a este delito son muy bajas, y si tomamos en cuenta que actualmente el proceso penal y sus leyes contemplan múltiples concesiones y beneficios en el transcurso del mismo, entonces estaríamos hablando que las posibilidades de que una persona llegue a una sentencia condenatoria son muy escasas”, dijo.

“Sabemos que endurecer las penas no es la solución, pero sí es un claro posicionamiento legal que deja claro que, la salud y la vida de las y los yucatecos es importante y valiosa para este Congreso y para las autoridades correspondientes”, afirmó.

Ante lo ya expuesto, opinó que se torna útil, idóneo y pertinente generar cambios a la Legislación Penal, incrementando sanciones a fin de que con la concatenación de estos supuestos que lo son la prevención, la persecución y el aumento de la sanción, pueda dimensionar la gravedad de este ilícito que afecta considerablemente la salud pública.

“Por eso en la presente iniciativa se propone aumentar la penalidad de dos a ocho años de prisión y de doscientos a seiscientos días-multa al delito del Comercio Ilícito de Bebidas Alcohólicas y la Ebriedad”, concluyó.

Propuesta

La reforma contra la venta clandestina de bebidas alcohólicas fue presentada por la diputada Milagros Romero Bastarrachea, quien expuso en la tribuna que el consumo excesivo de alcohol es uno de los principales factores de riesgo a la salud en el país. “Sabemos que endurecer las penas no es la solución, pero sí deja claro que la salud y la vida de los yucatecos es importante”.

(Con información de Diario de Yucatán)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s