Yucatán, ¿paraíso en la pobreza?

David Julián Hau Pech/Mestizo News

Mérida, Yuc., 15 de Febrero de 2021.- La pobreza es una situación que implica no poder satisfacer las necesidades físicas y psicológicas básicas de una persona; lo más común, es la falta de recursos para alimentación, vivienda, educación, asistencia sanitaria, agua potable y electricidad. 

Hay diversos componentes sociales, económicos e inclusive psicológicos relacionados a la pobreza, y además diversas maneras de medirla y de comprenderla. No obstante, en líneas generales, se contempla el inicio de la pobreza una vez que hay carencia de medios primordiales para la vida diaria. 

En la mayoría de los casos, las principales consecuencias son el desempleo crónico, un nivel muy bajo de ingresos, condiciones como la marginación y la exclusión social, que hacen aún más difícil el crecimiento o ascenso tanto económico como social, pero sobre todo, una integración en condiciones de igualdad en una población.

Situación actual

Yucatán tiene una población total de 2 millones 320 mil 898 de habitantes, de acuerdo con el último Censo de Población y Vivienda 2020 realizado por el INEGI. Sin embargo, el registro del 2020 hecho por la CONEVAL sobre la pobreza en el Estado fue llevado a cabo con datos del periodo 2008–2018.

Los resultados del censo arrojan que el 40.8% de la población yucateca vive con algún tipo de pobreza, esto representa a un total de 900 mil 500 personas aproximadamente.  

De ese total, 753 mil 400 personas (el 34.1%) se encontraban en una situación de pobreza moderada y 147 mil 100 (6.7%) en pobreza extrema.

De igual manera contempló la vulnerabilidad social que representó un 33.3%, es decir 734 mil 700 personas, quienes tienen al menos una carencia social. 

Al mismo tiempo, el 5.5% de la población era vulnerable por ingresos, es decir alrededor de 120 mil 900 personas no contaban con los ingresos suficientes para satisfacer sus necesidades básicas.

Por último, la población que no se encuentra en pobreza y que no tienen un rezago o vulnerabilidad social o de ingresos, es cerca de 451 mil 100 personas, es decir representan un 20.4% de la población total en Yucatán.

Las cifras hablan por sí solas, la población vulnerable representa casi 80% de la población en el estado, lo que puede fortalecer o traer complicaciones a los yucatecos. Esto se debe a que las principales consecuencias de la pobreza son malnutrición, pandemias, bajo desarrollo humano y en ocasiones, este sector de la población suele ser más vulnerable a la criminalidad y las drogas, además de que se genera resentimiento social.

Las consecuencias se ven en todos los municipios del estado, sin embargo, muy en particular en la capital, Mérida, donde se puede apreciar un aspecto social que crea una división entre pobres y ricos, de acuerdo con la ubicación geográfica de las personas.

¿En dónde se encuentran la población vulnerable en Mérida?

Durante mucho tiempo se ha tenido la idea de que las personas con estabilidad económica viven en el norte de la ciudad y por ende en la parte sur de Mérida, se han mantenido ideas negativas acerca de cómo se suele ver todo lo perteneciente en la zona sur. ¿Qué tan alejado a la realidad resulta esto?

A pesar de que Mérida resulta ser el municipio con menor rezago social en el Estado, donde según estadísticas al Índice de Rezago Social, es considerado alto a nivel estatal es calificado con un alto rezago, no significa que, en la capital, el rezago social no exista. 

Aunque la ciudad se divida en 5 principales zonas (norte, sur, poniente, oriente y centro), los contrastes más significados que se dan son mediante la comparación de la zona norte y sur de la ciudad, pues es más frecuente encontrar infraestructuras de un alto nivel, como lo pueden ser zonas residenciales o comerciales, mientras que en la zona sur es más común ver una infraestructura popular, en donde se pueden apreciar que algunas construcciones surgen mediante distintos apoyos del gobierno, de igual manera la situación con servicios básicos es muy similar.

Esto se debe a un crecimiento urbano muy importante y rápido, sumado a la forma en la que fluían los mercados y el incremento y nuevas formas del transporte público, provocaron una migración de los habitantes a zonas más urbanizadas para una mejor calidad de vida y que favorezcan a un camino de una Mérida más innovadora. Lo que generó un desarrollo sin ninguna organización que trajo consigo desigualdades sociales en oportunidades y servicios para sus habitantes. 

Esto fue marginando poco a poco a diferentes zonas, pero en mayor medida a la zona sur, dejándola o tachándola como una zona con muchas problemáticas como la pobreza, inseguridad, entre otras. Siendo una constante pensar que la mayoría de los habitantes de esta zona se encuentren en condiciones muy altas de vulnerabilidad económica y social.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s