El spring break yucateco

CONS…CIENCIA

Por Mestizo

Al más puro estilo europeo, canadiense o americano, los yucatecos han renombrado a uno de los polos turísticos de Quintana Roo, como uno de los lugares preferidos para realizar todo tipo de actividades sociales de playa y lo que más abunda son excesos de alcohol y demás sustancias, este es el “Hoyo Negro” o como se conoce comercialmente Holbox.

Claro, no estamos hablando del yucateco que se esfuerza hoy a salir con los salarios que rigen en la península. Estamos hablando del yucateco pudiente y adinerado, el famoso “yuca fresa”. Junior hijo de papi, que realiza las actividades extremas en compañía de sus amigos igual de “yuca fresas”, sin límites de ninguna índole y muchos menos la responsabilidad que sus adinerados padres jamás les han enseñado. Algo grave es ver a menores de edad borrachos y sin supervisión adulta.

Pues sí señores lectores, Holbox es el paraíso de los “yuca fresas”; los puedes ver por todas partes y en temporadas específicas, que por cierto ya tienen asignadas por la gente local y por supuesto que los identifican. Ahora, ¿Cómo los identificas? Ellas, yeti para disimular, bermuda de marca color pastel, camisa de lino blanca, lentes, chancletas de marca y lo mejor de todo el acento característico; ellos con traje de coctel, yeti para disimular y sin zapatos; ambos con su celular, ya que no dejan de estar en sus redes toda la noche; en un vehículo todo terreno.

Holbox es hoy una isla con múltiples problemas urbanos y ecológicos, sin embargo cuenta con la presencia de los “yuca pudientes”, los cuales levantan el nivel social y económico de los bares, restaurantes y hoteles, al gastar los recursos de sus padres, rentar vehículos, consumir comida y bebida las 24 horas, disfrutando al máximo de la complacencia de autoridades que desafortunadamente no cuentan con el suficiente apoyo para regular las actividades de los niños, en parte por las necesidades y otras por los sobornos que les dan para permitirles hacer desmanes y violar la tranquilidad de la isla.

Así es, se violenta la tranquilidad, lo paradisiaco y aun más el ecosistema tan frágil de Holbox, con las grandes cantidades de basura que están tiradas en las calles, abundancia de expendios de alcohol, y una peor, la falta de estrategias para el manejo de toda la basura biológica que fluye hacia los mantos friáticos, lagunas y mares de la zona.

Lo que le pasa a bacalar, Tulum, Playa del Carmen, Cozumel, Isla Mujeres y Holbox no es casualidad, es obra de la rapiña desmedida, las autoridades corruptas y rebasadas, con unas medidas relajadas para ciertas personalidades, no para todas, que al final lo que menos les preocupa es el daño que dejan a los lugares que visitan. Estamos ante un futuro poco prometedor para uno de los últimos paraísos de Quintana Roo.

No se le critica a“Holbox el concepto que manejan de pueblo rústico, pescador y pet friendly. Se les critica que permitan que destruyan lo único que tienen y que para bendición natural los mantiene con vida.

¿Qué pasa con la ciudadanía de Holbox? ¿Ese es la única forma de salir adelante? ¿Se puede regular las actividades de los famosos “yuca fresas? Estamos ante un reto que cada involucrado asumirá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s