El COVID19 empobreció a Quintana Roo

Guadalupe León / Mestizo News

Cancún, Q. Roo 2 de Marzo de 2021.- Un año de pandemia por Coronavirus y el 51.5 por ciento de la población de Quintana Roo es reclasificada como pobre, por encima de la media nacional, y a niveles solo comparables  a la situación en Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Veracruz y Morelos, entidades históricamente  registradas con los ingresos más bajos del país.

En la carpeta informativa Pobreza Laboral en México, del Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública de la Cámara de Diputados, Quintana Roo se confirmó como la entidad de la República más golpeada económicamente, por la pandemia de Covid-19.

En todo el país aumentó el porcentaje de la población que no puede adquirir productos de la canasta alimentaria con su ingreso laboral, que en la mayoría de los casos fue recortado. El incremento a nivel nacional fue del 5.9 por ciento. Sin embargo, señala el documento, “destacan Quintana Roo, Baja California Sur y Sonora, con un incremento de 22.4, 13.7 y 13.1 por ciento, respectivamente”.

Hasta 2019, Quintana Roo era una de las entidades con menor población en situación de desempleo y pobreza. Llegaba al 29.1 por ciento y hoy se encuentra entre la lista de las 10 entidades con más del 50 por ciento de sus respectivas poblaciones en pobreza.

Estudios internacionales han concluido que tras la pandemia, la pobreza, que antes era endémica de los cinturones de miseria establecidos y de las zonas rurales, se dispararía en las áreas urbanas como consecuencia directa  del desempleo y la merma en los ingresos y el poder adquisitivo de la clase trabajadora.

El empobrecimiento de las familias quintanarroenses es consecuencia directa de la disminución en el ingreso laboral. Mientras que a nivel nacional el promedio de esta disminución fue del 6.7 por ciento, en Quintana Roo fue de 27.4 por ciento. Se trata de la mayor caída, seguida de la de Baja California Sur (21.1 por ciento) y de Sonora (19.3 por ciento).

El estudio de la Cámara de Diputados señala que la disminución de los ingresos durante 2020 ocurrió, principalmente, en las áreas urbanas. En esta ocasión, las zonas rurales mostraron mayor capacidad de adaptación a la nueva realidad impuesta por la pandemia.

De acuerdo con la carpeta informativa, a la disminución del ingreso laboral, se sumó el aumento de los precios de la canasta alimentaria y el incremento en la tasa de desocupación. 

Según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), el costo mensual de la canasta alimentaria en áreas urbanas es de mil 679.69 pesos. En las áreas rurales es de mil 201.87 pesos. La línea de pobreza por ingresos, al día de hoy, es de 3 mil 320.86 pesos para las áreas urbanas y de 2 mil 163 para las rurales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s