Precios por las nubes

El costo de los principales productos de la canasta básica se ha ido por las nubes en estos primeros meses del año y cada vez el dinero alcanza menos a las familias

Redacción/Mestizo News

Ciudad de México.- En México se reportan precios históricos para los productos cárnicos, granos y en general para la mayoría de productos necesarios para el sustento de una familia, de acuerdo con lo publicado por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en “Quién es Quién en los precios”.

Como ejemplo, el kilogramo de la falda de res alcanzó en la semana terminada el 18 de abril, el precio histórico de 210 pesos para Monterrey; y de 189.50 pesos en la Ciudad de México . En 2019, el importe que se pagaba por este mismo producto era de 120 pesos por kilo.

Las costillas alcanzaron hasta los 250 pesos el kilogramo en diferentes puntos de la república. Otros precios que la Profeco reportó en la CDMX, fueron los de la carne molida a granel hasta en 166 pesos el kilo; el bistec de diezmillo hasta en 180 pesos; y la carne para asar en 177 pesos.

Ahorcados por escasez de agua y alza en insumos

La falta de lluvia para el crecimiento de los pastizales y en granos que son la principal fuente de alimento del ganado, así como un incremento en los precios de los insumos ganaderos han provocado que la disponibilidad de carne se esté reduciendo en México.

Los productores de maíz y forraje, alimentos para el ganado de engorda, refieren que la falta de agua es la principal causa del alza de precios de estos productos, ya que reducen la disponibilidad.  

Como ejemplo, el precio del maíz de referencia para los mercados internacionales registra su mayor cotización, y tan sólo en lo que va del año se ha incrementado 28.7%, y la causa es la falta de agua y una mayor demanda de China.

Pollo y maíz, imparables

En términos generales, los precios promedio de la canasta básica registraron un crecimiento de 6.2 por ciento; con resultados de 5.1, 7.6 y 6.0 por ciento, respectivamente, de acuerdo con un reporte del Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA).

Los incrementos inflacionarios más importantes en el tercer mes del año (último dato de inflación registrado), según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) de 15 alimentos seleccionados de la canasta básica lo tuvo el pollo entero, que aumentó hasta 22.4 por ciento anual; mientras que el frijol lo hizo en 21.9 por ciento. 

No obstante, el precio máximo del kilo de frijol alcanzó un máximo de 34 pesos y el del pollo entero fue de 57 pesos al cierre de marzo; sin embargo, el kilo de la pechuga de pollo se incrementó hasta llegar a 87 pesos, precio en el que se mantiene hasta la mitad de la tercera semana de abril, según el Sistema Nacional de Información e Integración de Mercados (SNIIM). 

Cuauhtémoc Rivera, presidente de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec), añadió que la espiral inflacionaria mantiene su tendencia al alza debido en gran medida al elevado costo de los energéticos, encareciendo el suministro y abasto de los productos al mercado.

El huevo cada vez más caro

Otro de los principales productos de la canasta básica, el huevo, continúa encareciéndose, y en algunas regiones del país alcanza ya los 40 pesos por kilo, de acuerdo con cifras de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

En su publicación de “Quién es quién en los precios de la canasta básica”, la Profeco, al 18 de abril, muestra el listado de los productos que la integran, siendo el huevo uno de los que ha mostrado un comportamiento alcista acelerado.

El producto avícola es parte de la dieta del mexicano, que, de acuerdo a un estudio de la Cámara de Diputados del Centro de Estudios para el Desarrollo Rural Sustentable y la Soberanía Alimentaria, nuestro país es el de mayor consumo per cápita en el mundo. Los mexicanos consumimos en promedio 28 kilogramos de huevo al año, cerca de uno por día.

Una familia de cuatro integrantes le está asignando hasta un kilogramo por día a su consumo y hasta cinco veces por semana, por lo que destinan, incluso, 200 pesos a la semana, sin contar los demás costos que implica, como aceite, gas, pan o tortilla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s