Vivario de Moctezuma, el otro tesoro perdido

El emperador mexica tenía en Tenochtitlan un santuario con especies exóticas de animales e incluso “humanos raros”; servían para su admiración, pero también para rituales y sacrificios a los dioses

Redacción/Mestizo News

Ciudad de México.- Uno de los gobernantes más poderosos del México prehispánico fue Moctezuma Xocoyotzin (también llamado Moctezuma II), el huey tlatoani de la ciudad mexica de Tenochtitlan, quien poseía una colección de “humanos raros” y animales exóticos a los que mantenía en cautiverio.

De acuerdo con el investigador del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Israel Elizalde Méndez, de los animales que se mantenían en cautiverio se obtenían tanto materiales santuarios como ejemplares que servían como dones en los rituales que se celebraban en el recinto sagrado, pero eso no es todo incluso se señala que los restos de los cautivos eran utilizados para alimentarlos.

El llamado zoológico de Moctezuma (también llamado Casa de Aves y Casa de fieras o bestias), era cuidado por alrededor de 600 personas, narraron en sus relatos históricos los conquistadores españoles Hernán Cortés y Bernal Díaz del Castillo, donde documentaron haber visto unos jardines muy hermosos, colmados de flores y hierbas medicinales, pero también “bestias” y no sólo animales raros.

Habría gente fuera de lo normal: ciegos, siameses, jorobados, enanos y deformes (a quienes llamaron “monstruos”, ya que en Europa terminaban exhibiéndose en circos y gabinetes de curiosidades, ferias y verbenas); sin embargo la colección de Moctezuma no estaba abierta al público, era para su disfrute personal y para la admiración de otros gobernantes en sus visitas.

Celosamente cuidados

Sin embargo, a estas personas se les trataba incluso mejor que a los guerreros nobles capturados como objeto de sacrificio. 

Moctezuma estaba orgulloso de sus jardines y su zoológico, que le ofreció un recorrido a Hernán Cortés y a sus tropas, quienes quedaron maravillados ante la colección faunística de su anfitrión.

Cortés fue el que puso fin a este zoológico el 13 de agosto de 1521, al mismo tiempo que destruyó la ciudad de Tenochtitlan. (Con información de Infobae)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s