Alcohol empaña festejo a las madres

Muy poco que festejar este 10 de mayo tienen la mayoría de mujeres con hijos en Yucatán, pues son víctimas de violencia doméstica o incluso cayeron en el vicio de las bebidas embriagantes derivado de la crítica situación de abusos y escasez económica en la que se encuentran 

Redacción/Mestizo News

Mérida, Yuc.- En Yucatán la celebración del Día de las Madres va acompañado de alcohol y violencia. De acuerdo con el Instituto de la Mujer en Mérida, el 80 por ciento de la violencia contra las mujeres en el estado se deriva del problema del alcoholismo, que crece significativamente en la entidad año con año.

De hecho, estadísticas municipales revelan que alrededor del 75 por ciento de los casos de violencia que se atienden están relacionados con el consumo de alcohol; el 90 por ciento de los casos el agresor es cercano a la víctima.

Es indudablemente un factor que detona la violencia, por delante de las drogas y las enfermedades mentales”, comentó Fabiola García Herrera, directora del Instituto, quien agregó que el machismo es otro detonante de las agresiones.

En este sentido, señaló que tanto en Mérida como en todo Yucatán prevalecen cifras alarmantes respecto a la violencia doméstica y familiar, ya que en el 90 por ciento de los casos el agresor es cercano a la víctima.

Explicó que la condición y la posición de desigualdad, dominación, desventaja y asimetría de género de las mujeres en Yucatán en los ámbitos social, educativo, laboral, político y económico, dan cuenta de la violencia estructural que existe contra ellas. 

En el mismo documento, se establece que la situación actual de la violencia de género ejercida en contra de las mujeres en la entidad aborda tres tipos de violencia: la familiar o doméstica, en su vertiente de violencia de pareja en el espacio del hogar -que es objeto de la mayoría de los trabajos académicos en la entidad y de las acciones de las organizaciones de la sociedad civil locales-, junto a la violencia institucional y la feminicida, que han sido menos trabajadas.

En los tres tipos, la constante es la misma: el alcoholismo. Como factor silencioso, el problema del alcohol en Yucatán pone en riesgo a las mujeres, principalmente a madres de familia que cada fin de semana, tienen que lidiar con alcohol y violencia en el estado con mayor consumo de bebidas embriagantes.

La situación 

Yucatán tiene un problema que no se nota a simple vista, sin embargo, solo basta con ver los números de consumo de alcohol y los índices de Intoxicación por Alcohol (IAA). Asimismo, contrario a lo que se cree que el consumo está ligado a las comisarías o pueblos, la realidad es que la condición socioeconómica no está ligada a ello. 

En los últimos 10 años, Yucatán se ha mantenido en el primer lugar de IAA; lo que los datos advierten, es la necesidad de reforzar las acciones desarrolladas para reducir la demanda de drogas, así como la urgencia de ampliar la política de prevención y tratamiento, y dirigir más acciones hacia la población adulta joven. 

Actualmente se ha hecho mención que Yucatán redujo los índices de consumo de alcohol y de IAA, sin embargo, esto se debe realmente a la falta de posibilidades de adquirirlo debido a la pandemia, por lo que, con el semáforo amarillo y la reapertura económica, al no haber un programa concreto para disminuir el consumo nocivo de bebidas embriagantes, puede resultar en un repunte de los números de consumos e intoxicación. 

Lo más grave es que de acuerdo con Alcohólicos Anónimos en Yucatán las personas empiezan a tomar en un promedio aproximado desde los 11 años, una edad bastante temprana. 

En el año 2020 el estado obtuvo el primer lugar nacional en Intoxicación Aguda por Alcohol (IAA) con el 11.1 por ciento del total en toda la República Mexicana, según datos de la Secretaría de Salud del Estado de Yucatán (SSY). Apenas el pasado 19 de diciembre de 2020, Yucatán contaba con 2 mil 418 casos de IAA. Los hombres son los principales consumidores, al registrarse que 2 mil 585 y solo 133 mujeres.

Madres, principales víctimas de los efectos del alcohol

Son las mujeres y los niños quienes se ven más afectados por las consecuencias alternas del alcoholismo, como el abandono infantil y la violencia hacia la mujer, en este caso las madres de familia.

A pesar de que Yucatán es catalogado como uno de los estados más seguros, los índices de violencia de género son altos, ya que de 2011 a 2013, 93% de las denuncias eran de mujeres alegando violencia contra ellas, al ser el alcoholismo el culpable de destruir relaciones sociales, familiares y sentimentales.  

Sin embargo, el problema también recae en ellas, debido a que, en 2016, las mujeres yucatecas ocuparon el primer lugar de consumo de alcohol en donde hubo 119.87 casos de intoxicación alcohólica por cada 100 mil habitantes de población femenina. 

Foto: Marco B. Montañez y David Valledares

Falso refugio de los problemas

Existen diversos factores por los cuales las personas consumen, el desarrollo económico, la cultura y la disponibilidad, pero uno de ellos es el considerarlo como un escape a los problemas que tiene cada individuo en su vida privada.

 De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, no existe un factor determinante que provoque el consumo, sin embargo, la convergencia de más de uno de estos factores propicia que los individuos consuman alcohol, lo que solo termina por romper un tejido social. En Yucatán, el 50% de las causas del abandono infantil, es el alcoholismo. 

Algunos recurren al consumo de bebidas embriagantes como alternativa de escape a los problemas, los cuales son principalmente que Yucatán es estado donde la discriminación, la xenofobia, la misoginia, el clasismo y el racismo, son hechos cotidianos; al igual que es uno de los estados en donde los salarios son de los más bajos. 

En el caso de las madres yucatecas, son población vulnerable a consecuencia de la violencia por el alcoholismo o se vuelven parte del problema, convirtiéndose en asiduas bebedoras. 

A nivel nacional el mayor porcentaje de consumo de alcohol se encuentra en población de 18 a 65 años de edad, 15.8% hombres y 3.5% mujeres; en Yucatán es de 19.0% y 5.8% respectivamente.

Debido a que la entidad tiene el estigma de ser un estado alcohólico, sin distinción de género, pero que afecta directamente a las madres e hijos, está en la sociedad y el gobierno, educar para la prevención.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s