Slow Fashion con Sello Yucateco

Jóvenes emprendedoras impulsan en Yucatán la compra y venta de ropa de segunda mano y dan espacios a productores de la región, incentivando el consumo local y contribuyendo a minimizar los efectos contaminantes

David Hau/Mestizo News

Durante los últimos años la economía circular ha tomado gran relevancia a nivel mundial, ya que es un modelo de producción y consumo que implica compartir, alquilar, reutilizar reparar, renovar y reciclar materiales y productos para sacarles el máximo provecho.

El valor agregado es que fomentan el consumo responsable, sostenible y sustentable para el medio ambiente y son un gran paso para la reducción de las emisiones globales CO2, disminución en la generación de residuos y del impacto ambiental como consecuencia de la explotación de los recursos naturales como el suelo, el agua y el aire.

Esto ha motivado a cientos de jóvenes a acercarse a esta tendencia, generando muchas áreas de oportunidad y crecimiento laboral y personal. Cada día son más los espacios en los cuales se pueden desarrollar este tipo de prácticas, siendo accesibles y con una retribución monetaria significativas para los emprendedores. 

Este es el caso del colectivo 20-veinte, una iniciativa de Ale, de 21 años y Rox, de 27 años, quienes se conocieron por medio sus negocios, forjaron una amistad que posteriormente ayudaría al surgimiento de este colectivo con la misión de brindarles un espacio a los emprendedores locales.

El concepto consiste en organizar bazares donde la gente que llegue y consuma los productos, se lleve toda una experiencia, por lo que son organizados en diferentes locaciones atractivas y cómodas, con música y la oportunidad de poder tomar alguna bebida o consumir alimentos. Actualmente llevan cuatro ediciones seguidas.

Ofrecen productos en su mayoría hechos a mano. Inicialmente, eran productos  de segunda mano y luego fueron sumando nuevas alternativas, como bordados o venta de plantas.

Contra el fast fashion 

El fast fashion es un concepto que las grandes compañías de ropa utilizan para mencionar que son modelos de temporada o que se agotan pronto en el mercado, efecto que hace que la personas cada día, realicen compras conscientes. 

Por lo que el colectivo 20-veinte es un gran inicio para romper tendencias negativas. “Nuestro concepto es dar alternativas en contra del fast fasion y que la gente conozca que existe el slow fashion, la compra consciente, productos ecológicos”.

Sin embargo, el camino es complicado, debido a que la gente no está acostumbrada a la segunda mano o acudir a estos bazares con frecuencia, sumado a que la pandemi, obliga a tocar puertas para encontrar lugares que les permitan brindar una experiencia y confianza, ya que involucran música en vivo, comida y bebidas. 

En la primera edición tuvieron nueve espacios y en la cuarta fueron 18, en los que se vendían productos de empresarios locales.

“Agradecemos la confianza y permitirnos cumplir este sueño. Queremos

fomentando la economía circular en beneficio del medio ambiente.

Ale y Rox

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s