Gobierno Federal ignora problema

Pasan los meses y ninguna autoridad da señales de querer resolver el grave problema por el caos vehicular en la carretera federal Cancún-Playa del Carmen; hoteleros reportan millonarias pérdidas; turistas, proveedores y trabajadores que a diario circulan por ahí están hartos de tardar hasta tres horas “a vuelta de rueda”; empresarios alertan que si no hay solución pronta, esto se sumará al impacto por las obras del Tren Maya, lo que ahuyentará a los visitantes

Por Daniel Gutiérrez 

El hoyo en el principal corredor turístico del país es más profundo de lo que parece. Lo anterior se debe a que el socavón ubicado entre Cancún y Playa del Carmen se ha convertido en una amenaza de corto, mediano y largo plazo para toda la industria que va de Cancún a Riviera Maya. 

Lejos de los discursos políticos y los reclamos empresariales, existe una realidad que muy pocos se atreven a señalar: El gobierno federal encabezado por Andrés Manuel López Obrador no ha querido atender de tajo la problemática y caos vial que representa el socavón. 

Las quejas han sido directamente a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, organismo que incluso ya cambió de nombre a nivel público (ahora se llama Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transporte), dependencia que ni siquiera ha elaborado el dictamen para ver la gravedad del asunto. 

Mientras eso sucede, la amenaza se ha extendido. A corto plazo el socavón ha representado pérdidas por más de 10 millones de dólares debido a los retrasos que se registran por el caos vial, sobre todo en “horas pico”.

Las pérdidas han salido del análisis de grupos transportistas, agencias de viajes y transporte hacia el Aeropuerto de Cancún, sector que dicho sea de paso, es el más castigado actualmente por la problemática vial. 

Los turistas deben salir hasta tres horas antes para evitar quedar atrapados en el tráfico y con ello perder los vuelos. Esta situación ha generado que los transportistas deban emplear más combustible y más recursos humanos para cubrir rutas que ya han sido pagadas y establecidas. 

En cuanto a la amenaza a mediano plazo, el problema se acrecienta precisamente porque no hay solución a la vista, ya que actualmente se ha aplicado un paliativo a un cáncer que amenaza con extenderse.

El tema radica en que no se ve maquinaria y acción de trabajo para solucionar el problema en la zona. Lo que han hecho es colocar barreras de contención y dividir carriles de circulación. Más allá de eso no hay una solución integral y tampoco se vislumbra.

Por esta razón es que llega la amenaza a largo plazo, ya que el sector turístico del corredor Cancún Riviera Maya –encabezado por los hoteleros– teme que sea el principio de un viacrucis de movilidad.  

Este adjetivo nace de lo que ocurrirá con los trabajos que se pongan en marcha por la construcción del Tren Maya, proyecto de nación de Andrés Manuel López Obrador, lo cual genera incertidumbre y miedos económicos. 

“Si así está de detenido y lento el tráfico con un socavón, no quiero imaginarme cómo será con las obras del tren maya, eso puede ser un desastre épico dentro del principal corredor turístico del país”, sostiene Sergio González Rubiera, presidente de la Asociación Mexicana de Agencias de Viajes (AMAV) capítulo Quintana Roo. 

El futuro que se viene 

Actualmente los hoteleros de Quintana Roo se ven amenazados por el Tren Maya, pues afectará la movilidad por lo menos durante tres años sobre la única vía que existe para conectar entre el norte y el sur del estado, ruta que conduce además al Aeropuerto Internacional de Cancún.

A lo anterior se sumarán las pérdidas del sector turismo para la zona sur, pues no existe un plan para que se recuperen y podrían traer pérdidas económicas por lo menos de 5 mil millones de dólares, al no dejar aplicar diversos gravámenes, además de no recaudar 8 mil millones de pesos por concepto del impuesto de no residente.

Principalmente, indican líderes del turismo de Quintana Roo, para Europa, uno de los principales emisores de turismo hacia el Caribe Mexicano, específicamente para Riviera Maya, el viajero podría perder hasta dos días de sus vacaciones, lo que será desmotivante y podrían cambiar de destino.

Los hoteleros también consideran importante la construcción del Tren Maya, pero quieren advertir las consecuencias de la construcción si no se toman medidas, pues a esto se le agregaría la crisis por el Covid-19, la caída de reservaciones y tarifas, el desempleo y ahora el impuesto a los turistas internacionales, el sargazo y la falta de vacunación de los trabajadores del sector que en otros destinos que son competencia, ya lo están haciendo.

Critican pasividad; nadie responde

Esto se liga con el hecho de que, a casi un año que se registró el socavón en la carretera federal 307 que une el tramo Cancún-Playa del Carmen, la SCT sigue sin resolver el problema que impacta la operación turística en el destino. 

La Asociación Mexicana de Agencias de Viajes (AMAV) de Cancún envió una carta a la autoridad haciendo un enérgico reclamo por la pasividad en resolver el problema que obliga al turismo a enfrentar un tráfico de hasta tres horas para pasar el tramo.

En este punto, Sergio González reveló que las quejas ya son generalizadas de parte de touroperadores y de turistas que se ven obligados a perder hasta tres horas de su viaje por los kilómetros de fila que se generan para pasar por la desviación provisional que se realizó cuando se registró el socavón a la altura del kilómetro 265 de la carretera que registra el mayor volumen de tránsito turístico del país.

Quejas traducidas en demoras

La carta que emite la AMAV fue dirigida a la SCT, a la Secretaría de Turismo Federal y Estatal, así como a los titulares jurídicos de estas dependencias y envía copia a la Guardia Nacional, a fin de que se pueda dar una agilización en el tránsito vehicular en tanto se termina de resolver el problema.

Esta falla en la carretera se registró hace casi un año (junio de 2020) sin que hasta ahora se tenga una solución definitiva y esto genera un tráfico vehicular pesado por la zona, que retrasa e impacta la actividad turística.

Aunque no se dio a conocer el número de turistas que pudieran estar pasando diario por la zona para dirigirse a los parques temáticos y zonas arqueológicas, si se refiere que el 65% de los turistas que ya están en casa, compran o adquieren un viaje para estos sitios de interés y cuando se trasladan manifiestan su molestia por las horas de traslado en un tramo que por lo general lleva de una hora a hora y 20 minutos y que ahora se ha vuelto caótico sobre todo en horas pico, cuando la movilidad de los trabajadores también es alta.

Esta demora ha elevado 20 por ciento el consumo del combustible de las unidades de transporte foráneo de pasajeros. 

La situación afecta a más de 100 operadores que cubren diario la ruta Cancún-Playa del Carmen y viceversa para trasladar a trabajadores y turistas que laboran o visitan la Riviera Maya, para lo cual utilizan un promedio de 20 litros por unidad por corrida. 

Reclamo generalizado

Roberto Cintrón Gómez líder de los hoteleros en Cancún, comentó que “es increíble que ya sean varios meses que en el principal destino turístico de América Latina ninguna autoridad actúe para dar solución a la única vía de acceso de norte a sur en Quintana Roo”.

Refirió que ya es demasiado el tiempo y no se entiende de parte del empresariado ni del turismo por qué no han dado solución a esta falla vial.

“Se encuentran que tienen que pasar 25 minutos para pasar la falla, que no hay nadie trabajando. Tenemos datos de gente que ha perdido sus vuelos porque han estado hora y media o hasta dos horas en tráfico por el socavón, no logramos entender quién es el responsable”, dijo.

Por ello la importancia de que las autoridades atiendan esta petición, pues no sólo la gente local está sufriendo las consecuencias, sino que da una mala imagen al turismo, ya que al ser un tramo carretero que comunica con diversos destinos del Caribe Mexicano tendría que estar en óptimas condiciones.

Los empresarios piden que elementos de seguridad agilicen en lo posible el tráfico vehicular que es caótico en una de las carreteras turísticas más importante del país.

También piden la intervención del titular de la Secretaría de Turismo, Miguel Torruco, quien a la fecha no ha respondido al llamado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s