Peligroso flujo migratorio

El arribo de personas de otras ciudades, que aumenta cada año, ya supone un riesgo en el abastecimiento y suministro de servicios básico, como agua y energía eléctrica; al ritmo que va, la entidad puede ser presa de su éxito, por la imagen que tiene de estado seguro y próspero

Por Daniel Gutiérrez
Fotos: Mestizo

Tras pensarlo más de cuatro veces, José Barrientos decidió emprender el viaje hacia lo que se considera una mejor oportunidad de vida. Pilar de una familia de cinco miembros (tres hijos y su esposa), José decidió que en Chiapas ya no están las condiciones para el bienestar de los suyos, por lo cual eligió al sureste del país para encontrar un nuevo camino. 

Sin embargo, ese camino no lo llevó a Quintana Roo como se podría suponer. La ruta lo trajo hasta Yucatán, entidad que ahora representa también una oportunidad de mejorar la calidad de vida de quienes radican ahí.

En los últimos 10 años, Yucatán pasó del décimo puesto al sexto sitio como estado con el mayor crecimiento de flujo migratorio nacional, lo cual ya se visualiza en la llegada constante de personas de otros lares a los principales municipios de la entidad, de acuerdo con el Censo poblacional 2020. 

El documento elaborado por el Inegi puntualiza que Yucatán está en el sexto lugar nacional, con un crecimiento de 3.1 por ciento, apenas por debajo de Quintana Roo, Baja California Sur, Querétaro, Nuevo León y Baja California.

De ser una entidad federativa expulsora de población, hace 30 años, ahora es receptora, lo que refleja el interés de otras partes del país y del extranjero por las ventajas que ofrece en empleos, certeza y seguridad jurídica de las inversiones, grado de escolaridad y menor percepción de inseguridad, entre otros.

Década de mucho crecimiento poblacional

En los últimos 10 años, Mérida ha incrementado considerablemente su número de pobladores. En 2010, la ciudad tenía aproximadamente 700 mil habitantes, mientras que en 2020 cerró con 990 mil habitantes, es decir, tiene casi 40 por ciento más de la población que tenía en los mismos 860 metros cuadrados de superficie.

Para ejemplificar el crecimiento del flujo migratorio hacia Yucatán, basta con ver el informe de la Canadevi en el estado, el cual sostiene que a pesar de la pandemia se sigue manteniendo el 30 por ciento de las casas compradas por personas provenientes de la Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey y Estado de México, pero además se ha visto también la adquisición de ciudadanos provenientes de Veracruz, Tabasco y Oaxaca.

Lo anterior significa que una de cuatro casas o residencias inmobiliarias que se construyen en la entidad, son adquiridas por personas de otros estados, lo cual llega a reforzar una situación que comienza a preocupar: falta de infraestructura y servicios. 

Miedo de repetir experiencia de Quintana Roo 

Yucatán no tiene suficiente estructura pública y servicios para un crecimiento exponencial para los próximos cinco años. Esto se debe a que es presa de su éxito. 

Con el fin de impulsar la economía del sureste del país, el gobierno de la república auspició la creación de las Zonas Económicas Especiales, que son áreas delimitadas geográficamente que ofrecen un entorno de negocios excepcional, estimulan la inversión y la actividad económica por medio de un atractivo paquete de incentivos, ya sea fiscales federales, por ejemplo en materia de IVA, Impuesto Sobre la Renta, cuotas obrero-patronales, capacitación y el establecimiento de un régimen aduanero especial.

En Yucatán se encuentra en proceso la estructuración de una de estas zonas, que ayudarán a incrementar el desarrollo social y económico del estado. Se estima que en los próximos años se generen más de 33 mil empleos y con ello, la demanda de los servicios locales incremente, activando la economía local.

Y este éxito tiene sinónimo de miedo. Las principales ciudades de la entidad padecen infraestructura deficiente en agua potable, electricidad y también dentro del entorno turístico. 

Falta de servicios

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) atraviesa una situación crítica en Yucatán, debido al crecimiento urbano y el consecuente aumento de la demanda de energía eléctrica.

Ejemplo de esto es la zona conurbada, como en Conkal y Cholul, donde el problema apremia.

Los apagones afectan desde hace años al centro, oriente y poniente de Mérida, con el consiguiente perjuicio económico a comercios, hoteles e industrias, como han señalado los principales representantes de cámaras empresariales. 

 Los reportes y quejas indican que la infraestructura para la distribución de electricidad en la capital yucateca presenta signos de obsolescencia, como demuestra la comisaría de Cholul, donde las interrupciones en el suministro son cotidianas, según reportan los vecinos, al grado de que se han organizado para exigir una solución inmediata a la empresa, tras años de peregrinar de una oficina a otra exigiendo fin a los apagones y fallas en el voltaje que dañan aparatos electrodomésticos y provocan pérdidas económicas.

Al tema de la energía eléctrica se suma el suministro de agua potable. La mayoría de la población de Mérida cuenta con un suministro de agua constante. Pero en comunidades alejadas de la capital es completamente distinta, ya que ahí se vive con una limitación marcada y conforme pasa el tiempo y crece la población, el servicio cada vez será más limitado. 

En los últimos 10 años el discurso oficial de los gobiernos ha sido que Yucatán es un lugar con agua abundante, que pareciera ilimitada, lo que ha permitido atraer grandes inversiones y empresas a esta zona del país por la riqueza de este líquido. 

De acuerdo con el Censo de Población y Vivienda 2020 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en Yucatán 78 por ciento de la población dispone de agua entubada, sin embargo, la calidad es cuestionable.

Además, un dato que marca el rumbo de la historia es que el servicio de potabilización del líquido es algo que prácticamente sólo existe en Mérida, ya que fuera de la capital no hay plantas potabilizadoras. 

Lo anterior origina que únicamente se dé un esquema de bombeo de agua subterránea, así como almacenamientos en depósitos, tinacos, cisternas y pozos, lo cual baja la calidad y la cantidad de agua potable para la población. 

Mientras más alejado se encuentre el pueblo de la cabecera municipal, el panorama se complica más; sólo cuentan con un pozo, donde bombean el agua hacia un tanque elevado y se redistribuye a las viviendas. Este sistema se nota en comunidades de los municipios Tizimín, Chemax, Temozón y Valladolid. 

Situación actual

Yucatán comprende una superficie continental total de 3.918,934 hectáreas. Representa el 2.21% del territorio nacional y se divide en 106 municipios, estas hectáreas son conformadas por áreas forestales y no forestales, las cuales incluyen áreas agrícolas, pastizales, asentamientos humanos, cuerpos de agua y áreas desprovistas de vegetación. Hoy se tiene una superficie arbolada de 779,029 hectáreas, del total de la superficie de vegetación forestal del estado.

Es de hecho una de las entidades nacionales con un porcentaje muy alto de población indígena o mestiza (65.5% para 2000). También es uno de los espacios que ha guardado su lengua vernácula —el maya— con gran intensidad y permeabilidad en el español, en comparación con las lenguas vernáculas del resto del territorio nacional.

Aunque los procesos migratorios en el nivel transfronterizo de la península de Yucatán datan ya de algunas décadas atrás, la migración trasnacional yucatanense es de hecho la más reciente dentro del espacio nacional; no obstante, los movimientos migratorios nacionales y trasnacionales representaban en 2004 casi 9% del total de la población del estado (157,339 personas).

De este último total, 37.601 (24%) son migrantes trasnacionales. En la actualidad se ha ido engrosando de manera muy singular el número de esta migración que desde Yucatán se dirige a Estados Unidos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s