Organizadores deciden celebrar los Juegos Olímpicos de Tokio sin espectadores por el avance del coronavirus

Redacción / Mestizo News

TOKIO, 8 de Julio de 2021.- Los Juegos Olímpicos de Tokio sufren una nueva restricción: no habrá público en los estadios, según ha anunciado este jueves la ministra a cargo de los Juegos, Tamayo Marukawa. La situación epidemiológica que atraviesa la capital japonesa ha llevado a los organizadores de la competición y a las autoridades niponas a tomar esta medida a 15 días de la ceremonia inaugural. La decisión llega después de que el Gobierno japonés declarase este jueves un nuevo estado de emergencia sanitaria en la capital nipona hasta el próximo 22 de agosto, según ha indicado el primer ministro, Yoshihide Suga. La declaración del estado de emergencia era el primer paso para prohibir la asistencia de público a los recintos donde se celebrarán las competiciones.

El estado de emergencia entrará en vigor el lunes 12 de julio para frenar el aumento de casos de covid-19 en la capital, ha comentado Suga tras reunirse con el comité gubernamental que gestiona la pandemia. En la práctica la medida no supondrá una gran diferencia con la situación actual, al margen de un endurecimiento de restricciones para los comercios. Tokio contabilizó el miércoles 920 nuevos casos de covid-19, la mayor cifra diaria desde mediados de mayo.

El Estadio Nacional de Tokio, el miércoles.

El promedio de casos diarios durante esta la última semana en la capital japonesa ha superado el peor nivel en la escala de cuatro grados establecida por el Gobierno central para valorar la gravedad de la propagación del virus, según indicaron el miércoles las autoridades locales. Suga ha indicado este jueves que el aumento de los contagios se debe en parte a la transmisión de la variante delta, una variante del virus descubierto en la India a finales de 2020 y hasta un 60% más contagioso.

Las restricciones y contratiempos que han sufrido estos Juegos comenzaron en 2020, cuando tuvieron que posponerse durante un año por la pandemia. Además de los sobrecostes en los que se ha incurrido, el pasado abril los organizadores anunciaron que no se permitiría la llegada de público procedente del extranjero. El pasado 21 de junio, y en contra de lo que un muy amplio segmento de la opinión pública japonesa y las autoridades sanitarias pedían, los organizadores de la competición anunciaron que los aforos de los estadios se reducían a la mitad, con un límite máximo de hasta 10.000 espectadores nacionales por recinto con una condición, que no se volviese a declararse un nuevo estado de emergencia.

Ante el temor de que la cita deportiva cuatrienal se convierta en un evento supercontagiador, parte de la población japonesa, sindicatos de personal sanitario y de médicos e, incluso de medios de comunicación, se han manifestado durante los últimos meses en contra de su celebración y llegaron a pedir a las autoridades que considerasen aplazarlos un año más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s