Trova, sonido con ritmo yucateco

Este género musical es referente de la tierra del Mayab, con icónicas letras y exponentes que le han dado la vuelta al mundo

Marco Bautista/Claudina Canto

Mestizo News

Mérida, Yucatán.- La trova es un género que ha evocado melodías con las que se han enamorado muchas personas, destacando el estilo de la letra sentimental y una música suave. Es uno de los legados culturales de Yucatán, tierra que ha dado una larga lista de exponentes del género, quienes trascendieron en el tiempo y hacen de la trova una huella imborrable.

La historia de esta música comienza en el siglo XIX, con Cirilo Baqueiro Preve, conocido como Chan Cil, apodado “El padre de la canción yucateca”, el cual compuso diversas canciones.  

Sin embargo, la canción vernácula yucateca toma géneros de otras partes de América Latina, como el bambuco colombiano, así como el bolero y la clave, de Cuba. Estos ritmos son la esencia para lograr la mayor parte del repertorio, fusionados con jarana yucateca y valses.

Estas combinaciones, sumadas a la poesía y la lírica de la canción, logran conseguir el ritmo que caracteriza a la trova, creando obras de arte en donde los sentimientos como el amor se vuelven protagonistas.

El sentido de dirigirlas a una mujer es una de las características más distintivas de la composición de las letras. Es destacable como característica la pureza en la lírica de las canciones, pues nunca utilizaron palabras altisonantes.

 El género musical tuvo su esplendor en los años 20 del siglo pasado, con artistas como Ricardo Palmerín, Luis Rosado Vega, Ermilo Padrón López, entre una larga lista de legendarios músicos que exportaron sus canciones a muchas partes de América Latina y Estados Unidos.

Los Panchos - Wikipedia, la enciclopedia libre

Exponentes

Los conjuntos musicales tradicionales de este género están conformados por dos guitarras sextas españolas, dos guitarras de requintas y un guitarrón. Posteriormente en la década de los 50, gracias al trío yucateco “Los Panchos”, se modificó la parte instrumental de dos guitarras y un requinto y a partir de los 90, la mayoría de los tríos volvieron a trabajar con el tololoche, ya que trataban de rescatar el tradicional sonido rítmico yucateco.

Uno de los grandes exponentes de la canción yucateca fue Pastor Cervera Rosado, también llamado “el último de los bohemios de Yucatán” por el poeta Ricardo López Méndez, “El Vate”.  

Eucario de Jesús Cervera y Rosas fue otra figura emblemática de la trova yucateca, quien nació el 20 de febrero de 1915 y fue autor de 51 canciones. Algunos ejemplos de sus canciones fueron: “El trovador”, “Amor y dolor”, “Bésame con pasión”, “El silencio es mejor”, entre otras.

Una anécdota de la trova yucateca es la canción “Peregrina”, escrita por Luis Rosado Vega y compuesta por Ricardo Palmerín. Fue un encargo a los autores yucatecos por parte del entonces gobernador Felipe Carrillo Puerto con dedicatoria para su amada, la periodista estadounidense Alma Reed. Esta bella melodía, ha trascendido los años y se sigue manteniendo como una canción con mucho sentimiento, una bella lírica y una música excepcional.

Cuentan que la canción nació un día de lluvia cuando el olor de las flores emana con la humedad. Fue ahí donde Rosado Vega tuvo la inspiración para un poema, que posteriormente dio paso a una de las canciones más representativas de la trova yucateca y un patrimonio musical del estado.

Museo de la Cancion Yucateca - El hogar de la Trova | Mochileros en Yucatán

Museo

La importancia del género se refleja con el Museo de la Canción Yucateca, en Mérida, el cual expone la historia de la música regional, así como de la trova yucateca, considerada patrimonio cultural de México, como el mariachi.

El museo exhibe cuadros al óleo, reliquias, testimonios de los músicos y compositores, instrumentos prehispánicos, afrocubanos y especialmente de la trova yucateca. Entre las piezas que resguarda, se encuentra la partitura original de la canción “Peregrina”.

En la actualidad, la trova sigue presente en reuniones, fiestas tradicionales y en las noches de eventos culturales en el centro de Mérida y sus municipios.

“Trío inspiración”

 Un ejemplo de la continuidad del legado de la trova yucateca es el “Trío inspiración”, uno de los conjuntos musicales que preserva esta tradición. 

El grupo conformado por Abraham Castillos (2ª. voz y requinta), Ricardo Col (1ª. voz y guitarra) y Mauricio Martín (3ª. voz y tololoche), lleva años practicando e interpretando melodías de este género regional. 

En este tiempo se han enfrentado a algunos obstáculos en el camino, pero eso los fortaleció.

Comentan que las canciones más solicitadas son “Peregrina”, “Flor de azahar”, “Solo tú” y “Manos de armiño”.

Con músicos como ellos, la trova yucateca continuará el legado en las nuevas generaciones; al fomentar la música en las jóvenes promesas, puede ser que pronto aparezca un nuevo “príncipe romántico” que nos regale nuevas inspiraciones para cantarle al amor y la pasión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s