Gonzalo Guerrero, padre del mestizaje

Español que trascendió con los mayas, fue el padre de los primeros tres hijos mestizos en la península de Yucatán, producto de su matrimonio con Zazil Ha, princesa de Chactemal

David Julián Hau/Mestizo News

Mérida, Yucatán.- Al hablar del mestizaje, la primera percepción sobre ello es la Conquista y la dominación de los colonizadores, sin embargo, es necesario referirnos al español Gonzalo Guerrero.

Originario de Niebla (cerca del puerto de Palos, España) y quien fue hasta antes de toparse con la cultura maya, un marinero y arcabucero de Carlos V; durante ese periodo de su vida participó en conquistas como la de Granada y Darién. 

Durante su vida convivió con personajes como Juan Valdivia y Jerónimo de Aguilar, con quienes participó en la misión de 1511 junto a una embarcación de 37 españoles más aproximadamente. 

El objetivo inicial era viajar a la isla La Española, en Cuba, para rendir informes y conquistar nuevas tierras en busca de tesoros. Pasados unos días de exploración, partieron a un nuevo destino, pero su trayecto fue interrumpido por una tormenta que provocó el naufragio del navío. Los sobrevivientes tocaron tierra en la costa de la península de Yucatán (cerca de la actual reserva de Sian Ka’an), lo cual resultó en uno de fatídico destino para la mayoría de los sobrevivientes españoles, pues fueron sacrificados por la población nativa conocida como los cocomes. Al darse cuenta de esto, los pocos que aun no eran sacrificados, lograron escapar, siendo solo Gonzalo Guerrero y Jerónimo de Aguilar los únicos sobrevivientes. 

Posteriormente capturados por H’Kin Cutz, cacique de Salamanca, que los convirtió en prisioneros. Siendo este punto de los relatos cruciales para el desarrollo del mestizaje, pues solamente Gonzalo Guerrero decidió adaptarse a las costumbres mayas, mientras que Jerónimo se negaba y trataba de mantener los comportamientos y creencias españolas.  

Gonzalo poco a poco se fue ganando la confianza de los mayas, a tal grado que se convirtió en uno de sus más grandes aliados, participando en batallas en contra de los pueblos enemigos, destacando por su astucia y sus dotes militares. Al demostrar lealtad y actitud de proteger a los pobladores mayas, le fue otorgada su libertad, caso contrario al de Jerónimo de Aguilar, que siguió prisionero. 

La trascendencia 

Una vez en libertad, Gonzalo Guerrero decidió realizarse los tatuajes y perforaciones que debería recibir de acuerdo con su rango militar, obteniendo el grado de Nacom Balam (jefe de guerreros), además de casarse con Zazil Ha, princesa maya del cacicazgo (kuchkabal) de Chactemal (actual Chetumal). 

Resultado del matrimonio nació la unión de dos culturas, ya que Gonzalo Guerrero y Zazil Ha tuvieron tres hijos: Gonzalo, Juan y Rosario. 

De esta manera se obtuvieron a los tres primeros pobladores mayas que contaban con rasgos occidentales y mayas, siendo este el inicio del mestizaje en la Península de Yucatán.

La muerte del padre del mestizaje ocurrió alrededor de 1536, al acudir al llamado de auxilio de los mayas en la región de Honduras ante el ataque de españoles liderados por Pedro de Alvarado. En la primera batalla lograron el repliegue del ejército occidental, sin embargo, durante el regreso se desató una segunda batalla que resultó atroz para ambos ejércitos, resultando en la muerte de Gonzalo Guerrero, tras recibir una flecha en el pecho y caer al suelo. 

Su cadáver aparecía vestido como un indígena y con el pelo trasquilado, manteniendo un peinado como solían utilizar los mayas. De esta manera, fue inmortalizado como el hombre cuya patria no fue la tierra en que nació, sino aquella por la cual luchó. 

Inmortal por siempre

El legado de Gonzalo Guerrero se ve reflejado en la población de la península de Yucatán. La mezcla de la cultura española con la cultura maya en el proceso de mestizaje se entiende como una mezcla positiva, dejando fuera la dominación y promoviendo la convergencia y respeto de ambas razas. 

El mestizaje es sinónimo de la historia de este renegado español, ya que dio pie a que otros españoles se casaran y procrearan su decendencia con mujeres mayas, dando continuidad al mestizaje. 

Su imagen e historia destaca en relatos, museos, monumentos, estatuas, nombres de colonias y calles de ciudades de Yucatán que enaltecen su nombre, ademas de himnos como el de Quintana Roo, estado denominado “cuna del mestizaje”, por ser el lugar de arribo del héroe.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s