Estadio Sostenible, ¿Un privilegio de quien?

CONS…CIENCIA
André B.M.

CIUDADANO DE YUCATAN ¿QUE QUIERES?
-Escuelas y hospitales Dignos.
-Un estadio sostenible.

Esta pregunta ronda en las cabezas de los yucatecos tras el anuncio de la construcción del nuevo estadio de futbol y béisbol en la ciudad de Mérida, propiamente en lo que fue la escuela normal superior Rodolfo Menéndez de la Peña. Algunos dirán que no tiene que ver una con la otra, sin embargo, estimados lectores, para otros si tiene que ver, ¿Por qué?. La educación en Yucatán, que se promueve entre altos estándares de calidad, se empaña al escuchar el alto índice de alumnos que no ingresan a las escuelas media superior, como son la prepa 1 y 2, a las diversas facultades superiores como arquitectura u odontología, a las normales superiores de la educación y demás organismos descentralizados apegados al sistema SEP y SEGEY. La razón la falta de aulas, maestros, cupos y demás pretextos de presupuestos.

Una nueva escuela Rodolfo Menéndez  de la Peña (Normal superior de Yucatán) fue construida en los predios de Yucalpetén de la calle 128 A, cerca de la central de abastos. Junto a mercados y demás temas comerciales de la zona están los futuros maestros de Yucatán. Siguiendo con el relato, a está operación se le otorgo un valor de terreno de 60 millones de pesos, el cual dono el ayuntamiento de Mérida al gobierno del estado de Yucatán y este a su vez hizo la obra. Sin la donación la escuela no podría construirse. Estamos en una clara operación de permuta y alianza de propiedades entre gobiernos; aquí salta la pregunta ¿Cuanto vale la propiedad la antigua normal superior de cordemex?; ¿Están en el mismo valor que la de Yucalpetén?. Aclarando que el predio de cordemex esta en la zona de alto impacto y de plusvalía de Mérida.

Otra duda que salta a la vista, ¿Pues, no era iniciativa privada la inversión del nuevo estadio?; el afán del gobierno estatal y del municipio de Mérida para la realización de la construcción en predios propiedad del estado de Yucatán es muy claro. El argumento los 4000 mil empleos y la derrama de 2,200 millones de pesos, nada mal el distractor, sin embargo, el estado con una correcta inversión como hizo en yucalpeten y demás obras del estado, puede generar esos empleos en favor de lo que la ciudadanía “NECESITA”, recalco la palabra porque es el meollo de todo este tema. ¿Necesitas un Yucatán un nuevo estadio? o ¿Necesitas escuelas, calidad en las escuelas o hasta hospitales?

Entonces ¿Donaron, rentaron o vendieron el predio de cordemex a los inversionistas de Juego de pelota Inc.?; consideran saber: ¿Que valor le están pagando al gobierno del estado por el predio?. Aquí viene la relación del ¿porque? al ser una propiedad del sistema educativo de Yucatán, ¿Se van a construir escuelas con ese recurso?; ¿Se mejorara la calidad de las que hoy existen?; ¿El estado otorgara a los jóvenes lo que por derecho les corresponde en materia de educación?.

Lector lo importante de saber la verdad, es cuestionar las decisiones de la gente que las toma, por lo tanto, ¿Donde crees que el recurso de la venta o renta se invertirá?; ¿Quién se beneficia de la operación, si el terreno es donado, la ciudadanía o los empresarios?, la donación es una situación que legalmente hay que investigar. Por cierto, los empresarios son de la calidad mas alta en el mercado de valores de empresas que construyen estadios en zonas donde no se pueden hacer, tal es el caso de la rumorosa en nuevo león, un lugar que ambientalistas defendieron en leyes y demás instancias, pero al final perdieron con estos “empresarios”. Por supuesto, ellos pueden invertir donde gusten o donde les faciliten el negocio. El tema es que tenemos la mala costumbre de creer que el gobierno se manda solo y no es así, ellos tienen que rendir cuentas del patrimonio del estado de Yucatán.

Otra pequeña duda, ¿El uso de suelo?; ¿Que harán los regidores y el presidente municipal para justificar ese cambio de uso comercial y hotelero?, ¿Le consultaran a la ciudadanía la decisión?.  Hay cuestiones ocultas que los gobiernos no comentan, pero que según se convertirán en empleos y demás “beneficios” para la ciudadanía.

Para aclarar, la ciudadanía de Yucatán, no le tiene miedo al desarrollo, eso si, Esta en contra de las decisiones viscerales y sin sentido. La ciudadanía esta cansada de ver pasar los negocios en favor de pocos, del trafico de influencias y demás atropellos que hacen para lograr los objetivos personales de “ALGUNOS”. Nadie esta en contra de los empresarios, ellos están sobre el negocio junto con el gobierno. La situación real es que minimizan y pisotean a la ciudadanía a medida de su gusto, no comparten el pastel como se dice en el argot vulgar; pero si necesitan de todos los que consumen los productos, porque al final, ¿quien o quienes? irán al famoso estadio, ¿Quien trabajara en los hoteles, centros comerciales o en la construcción mismo?, Pues la gente misma, acosta de vender el patrimonio del estado.

Es tan bajo el valor que le han dado al trabajo digno de Yucatán, que el simple hecho de tomarlo como medio de manipulación y considerarlo como bandera de beneficio es ofensivo. Estimados lectores, el trabajo es un derecho y no un regalo del gobierno; cada uno de los ciudadanos puede tenerlo sin condicionamientos o sacrificios, a la par del derecho a la educación y a la salud.

No dejarse confundir estimada ciudadanía, el gobierno del estado de Yucatán si esta detrás formando parte del nuevo estadio sustentable, atraves de entregar uno o mas de los predios para la construcción, por lo tanto, no es 100% iniciativa privada al involucrar recursos de la ciudadanía. Estamos ante un acto publico y de afectación al patrimonio, hablar con la verdad y cara a cara es de yucatecos, es entonces que, el gobierno rendirá cuentas entregando los resultados a la ciudadanía en caso de que suceda la construcción y comercialización del predio de la normal superior. No mas mentiras u ocultar la verdad ante los ojos de la gente.

La educación del estado esta en agonía ante los nuevos retos, entre ellos: los tecnológicos, sin dinero, sin infraestructura, sin clases acorde al prestigio, sin presupuesto a la investigación y al desarrollo, además, permitiendo a un rector tener sueldos exorbitantes, aunque las aulas de preparatorias y facultades den pena y sin las condiciones mínimas y suficientes de calidad.

La educación cumplirá el máximo objetivo de educar a los jóvenes del futuro de Yucatán y otros estados de México. Los jóvenes de esta generación y las próximas, seguirán con el problema de no poder matricularse a las diversas escuelas del estado y aulas deplorables, pero si podrán asistir a un estadio sustentable, sostenible y de primer mundo a vitorear algarabías por un equipo de futbol de segunda y uno de beis bol que tiene un estadio que se llama kukulcan casa de los leones de Yucatán, o también dirán que ya esta viejo para ejercer su función y también se negocie con los empresarios,  como le hicieron a la escuela normal superior, pretexto oficial para construir la nueva, no en la misma zona, sino en otro lado, por así convenir; pero además, por si fuera poco, abra conciertos de talla internacional, que para variar solo algunos podrán alcanzar, los demás a trabajar en el estadio que solo para eso podemos aspirar. ¿Que clase de ciudadanos somos? Es tiempo de cuestionar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s