‘Viejo de monte’; adorable especie que habita las selvas de Quintana Roo

Redacción / Mestizo News

QUINTANA ROO, 28 de Septiembre de 2021,. Una especie poco conocida que habita en las selvas de Quintana Roo es el hurón, mayor conocido o bien denominado “viejo de monte”, el cual está considerado dentro de las especies que habitan en la Reserva de la Biosfera de Sian Ka’an y que se han logrado algunos avistamientos en el norte del municipio de Bacalar.

El “viejo de monte” es un mamífero en peligro de extinción que muy pocas veces se deja observar y menos en Quintana Roo.

Naturaleza y mas on Twitter: "El Tayra, también llamado viejo de monte,  humayro, irará, eirá, cabeza de mate, cabeza de viejo, sanjool o hurón  mayor (Eira barbara) es una especie de mamífero

El también conocido como “cabeza de viejo”, es una especie de hurón cuyo nombre científico es Eira barbara, llamado en maya sanjool o sacpool. Otros nombres con los que se le conoce en Centroamérica y América del Sur son tayra, eirá y hurón mayor.

El animal, que aparece con la cabeza de pelo blanco, es una especie amenazada que es muy difícil de observar en libertad.

No hay estudios de densidad poblacional en México de esta especie, pero se sabe que nunca han sido muy abundantes en las áreas donde se encuentran. Esta especie en peligro de extinción tiene las siguientes características: Es un mamífero de complexión fuerte y ágil, con cuerpo alargado y musculoso, patas y cola larga.

Su cabeza es aplanada con orejas pequeñas y redondeadas, tiene ojos negros con un brillo nocturno azul-verdoso.

La cola es peluda y de dos tercios del largo del cuerpo. Tienen garras fuertes, las cuales están adaptadas para correr y trepar; tiene membranas interdigitales en la parte proximal de los dedos.

El pelo es corto de color café obscuro a negro en las partes dorsales, las ventrales posteriores, las extremidades y la cola que contrasta con la cabeza y el cuello son de color blanco-grisáceo que varía a amarillento en los hombros.

Presenta un parche que varía de amarillo pálido a naranja en forma de diamante en el pecho y la garganta.
Las crías son completamente negras, algunas veces con el parche o la cabeza blanca, o con una línea media-dorsal que se extiende hasta la cola.

Arqueólogos que tienen más de 20 años realizando trabajos de campo en Quintana Roo, comentaron que muy pocas veces logran observan un ejemplar, mientras que ambientalistas que realizan diversos estudios de fauna en la región dijeron que nunca han visto a este especie en la selva y que no es común en la Entidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s