Barrios llenos de historia y nostalgia

Hoy en día, los barrios antiguos son parte esencial del centro histórico de #Mérida. Calles, parques y edificios impregnados de historias que mezclan anécdotas indígenas y españolas, que al recorrerlos se embarca en un viaje al pasado

Redacción / Mestizo News

Mérida, Yucatán.- José Antonio Camaal Castro vive desde hace más de 60 años en el Barrio de Santiago, uno de los más antiguos y que fueron pilares para el crecimiento de Mérida. Pero con el tiempo, han cambiado mucho.

“Este es un barrio pacífico, todos somos conocidos; la gente que lo visita siempre que regresa y recuerda a los vecinos que siempre reciben a los visitantes con los brazos abiertos”, expresa.

Al recorrer estos barrios antiguos parece que el tiempo se detuvo en la arquitectura de sus calles, las cuales transmiten nostalgia. A medida que la población creció, y se ocuparon los terrenos aledaños, los barrios fueron absorbidos por el Centro Histórico.

En el siglo XVI apenas existían los barrios de San Cristóbal, Santiago, San Juan y Santa Lucía; después se crearon los de San Sebastián, Santa Ana y Mejorada. Iniciaron como pequeños pueblos en las periferias de la capital; la mayoría de su población eran indígenas mayas, pues era una forma de segregación para que la “ciudad blanca” (Mérida) fuera para los blancos y en los barrios estaban los nativos. 

El primero que fue absorbido por la ciudad fue San Juan; es reconocido por su arco, que fue la frontera de la antigua Mérida. La iglesia fue construida entre 1769 y 1770, y le dio nombre al barrio durante la época colonial.

San Cristóbal es uno de los más antiguos y con más historia de la ciudad, el cual fue fundado por Francisco de Montejo, El Mozo, para el asentamiento de la gran población de mexicas y tlaxcaltecas que lo acompañaron en la conquista de Yucatán. Es el más grande del Centro Histórico y uno de los más poblados, en él se encuentra la Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe terminada en 1797.

El barrio de la Mejorada en sus inicios era frecuentado por comerciantes que llegaban del interior del estado a vender sus productos; funcionó como la primera estación de ferrocarriles. El convento de recolectores se terminó de construir en 1640. Actualmente alberga la facultad de Arquitectura y a 300 metros del convento está el Arco de Dragones, una de las entradas a Mérida.

Los barrios antiguos son parte esencial del Centro Histórico de Mérida; de algunos sólo quedan sus parques y edificios. Recorrerlos es embarcarse en un viaje al pasado, en el que se redescubren las historias que albergan sus calles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s