La respuesta

Dr. Roberto López Godoy


PARTE V


¿Qué es alcoholismo? Esta fue mi sencilla pregunta de donde partió toda una aventura que no imaginaba. ¡Hasta dónde me llevó! Sencilla en apariencia, ignoraba que al trabajar en su respuesta me adentraría en el vasto mundo del uso y abuso de substancias, las adicciones. No limitado al alcoholismo.

En primera instancia, veía el fenómeno del uso y abuso del alcohol como un elemento central de un complejo grupo de problemas sociales y de salud. En base al compromiso profesional hecho por el cuidado de la salud, el juramento de Hipócrates, al pensar en una especialidad como recién graduado de la escuela de medicina, de manera espontánea surgió en mí la inquietud de dedicarme al estudio de este fenómeno.

Al irme adentrando en el tema (entre otras acciones, consultas hechas en el Biblioteca Británica en Londres, Inglaterra), cajas con notas mantengo conmigo. Por lo breve del espacio, me limito a compartir algunos datos centrales. Uno de ellos, en torno al marco teórico, es decir, cómo se entiende el concepto “alcoholismo”. Me remonto al trabajo del médico sueco Magnus Huss referido en un artículo anterior.

Cómo en su interés por utilizar el recién inventado estetoscopio, seleccionó a un grupo de pacientes con la característica común de abuso crónico del alcohol. Su obra la tituló “Alcoholismus Chronicus o la enfermedad crónica del alcohol”. A partir de entonces, el término ‘alcoholismo’ quedó predominantemente ligado a la ‘enfermedad del alcoholismo’. ¿Y los otros problemas?

Una consecuencia de esta forma de interpretar el concepto de ‘alcoholismo’ es que en la consideración del problema como referente de una enfermedad, se dejan a un lado otros aspectos asociados. Visto como un simple “vicio”, la consecuencia hasta nuestros días es contemplar el grueso de las intervenciones para la atención del ‘alcoholismo’ en función de pláticas moralistas y otras pretendidas medidas de prevención que en el fondo no son más que consejos moralistas “no tomes, el alcohol es malo”. Una primera consecuencia se observa en el hastío y la repulsa a asistir a pláticas sobre ‘alcoholismo’. A nadie le gusta que lo sermoneen, además de una muy pobre manera de entender el problema, anacrónica, porque se sigue operando con una forma de pensar del siglo XIX, 1849. Ejemplo de esto es una de múltiples definiciones de ‘alcoholismo’ conceptualizado en base a esta premisa, reflejado en el texto de la foto abajo incluida: “DEFINICION DE ALCOHOLISMO”:

¿Cuál es la definición de alcoholismo? Dicho simple y llanamente, alcoholismo es tener problemas con tu forma de beber. Por supuesto en torno a esto surgen muchas preguntas, ¿Quién decide qué es un problema?, ¿Cuáles son los diferentes tipos de problemas? ¿Cómo ver lo llamado ‘alcohólico funcional’? Todo tiene que ver con los efectos que el beber tiene en ti. Si el efecto general en ti – físico, psicológico, médico, social, profesional, y de otro tipo – es negativo, y tú, no dejas de beber o tratas, pero no puedes, tú puede ser que tengas problema de alcoholismo”.

En el fondo, tratando de definir ‘la enfermedad del alcoholismo’. Y así muchas otras. Por lo general girando en torno a la misma forma de conceptualizar ‘alcoholismo’, una enfermedad y punto.

Central en mi respuesta a la pregunta ¿Qué es alcoholismo? está la manera de conceptualizar el fenómeno ‘alcoholismo’, propuesta por el Dr. Griffith Edwards y otros. Estos autores proponen que en el concepto de alcoholismo se distingan dos elementos centrales, uno, la ‘Dependencia del Alcohol’, otro, los ‘Problemas Relacionados con el Alcohol’. De esta manera, la referida ‘enfermedad del alcoholismo’, ahora llamada ‘dependencia del alcohol’, queda claramente identificada, aunque dentro del grupo de problemas por el alcohol, permitiendo la precisión de problemas específicos a atender, particularmente con fines de acciones de prevención. Con el mensaje reduccionista de la simple exhortación moralista “no tomes, al alcohol es malo”, ¿Acaso una campaña de prevención estaría dirigida a la prohibición del consumo de bebidas alcohólicas, con su consecuente reglamentación para prohibir el comercio de las bebidas alcohólicas? ¿Verdad que no? ¿Entonces?

La formulación de la definición a la que llegué, a través de una amplia travesía de estudio y observación es que “Alcoholismo es un concepto con dos elementos fundamentales, la dependencia del alcohol y los problemas relacionados con el alcohol”. Sencilla como la pregunta de la que derivó, pero con pleno sentido para un marco teórico en el que se tenga mayor claridad en los objetivos para la acción.
Posterior a su visita a Yucatán, el director de la división de Salud Mental de la Organización Mundial de la Salud (OMS) me envió de Ginebra, Suiza, a su asistente; unos meses después, al director de la Oficina Panamericana de la Salud (OPS) con sede en Washington llego a visitarme. Ni quien que se interesara.

Adentrado en el tema de las adicciones, mi pregunta inicial me amplió el horizonte para incursionar en el mundo de la dependencia de drogas ilegales (marihuana, cocaína y otras). Todo un mundo al que aún no se da suficiente atención. Una sencilla pregunta me llevó a tomar conciencia de que primeramente habría que aclarar el marco teórico con el que se les formulaba. En apoyo a este giro en la formulación de mi respuesta, en años posteriores recibí una beca de prestigio internacional (Fullbright, específicamente el Hubert H.

Humphrey program), orientado a la capacitación de profesionales en el campo de las adicciones, la cual me permitió hacer una maestría en Salud Pública en la universidad Johns Hopkins de los Estados Unidos. El coordinador del programa Humphrey también estuvo a visitarme en Yucatán. Años después, una nueva beca me permitió estar en un programa de doctorado en salud pública por la Universidad de California (UCLA). Maestría y doctorado en torno al estudio de las adicciones como problema de salud pública. En la actualidad, cursos de actualización en la universidad Loyola de los Estados Unidos. ¿Para qué? Solo Dios sabe.
Lo que siguió y en el interim, una historia fascinante para mentes abiertas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s