Embajador del Pok ta Pok

José de Jesús Manrique Esquivel es un profesor orgulloso de sus raíces, que promueve el juego ancestral de la pelota maya; su pasión por este deporte lo llevó a fundar una asociación estatal y otra a nivel Centroamérica, en busca de inculcar esta herencia milenaria en las nuevas generaciones

David Valladares / Mestizo News

Mérida, Yucatán.- De 1996 a 2000, en los primeros cinco años de los 10 que José de Jesús Manrique Esquivel estuvo frente al primer departamento de Educación Física Indígena de la Secretaría de Educación Pública, tuvo la inquietud de crear una asociación para promover los juegos tradicionales que desde pequeño practicaba con sus amigos y que con los años se habían dormido en algunos municipios del estado.

Hoy, José de Jesús tiene 62 años, es profesor de educación indígena jubilado y profesor de educación física a nivel secundaria.

El profe Manrique o profesor Manrique, son algunas de las formas en las que, con cariño y respeto, lo llaman sus estudiantes y amigos; también es presidente y fundador de la Asociación de Juegos Autóctonos y Tradicionales de Yucatán desde 2006, así como también de la Asociación Centroamericana y del Caribe del Deporte Ancestral de la Pelota Maya desde 2015.

“Desde mi infancia recuerdo que jugaba las canicas con mis amigos de la esquina, mis amigos del barrio, también jugábamos kimbomba, el trompo, el tira hule y levantábamos nuestros papagayos en la época de vientos en los campos de beisbol, futbol o cualquier campo, incluso en las calles, y en la escuela jugábamos caza venados. Siempre fui aficionado a los juegos tradicionales”, recuerda.

Intenso promotor

Manrique es una de las figuras más destacadas en el rescate y promoción de los juegos autóctonos y tradicionales en Yucatán, labor que ha llevado a cabo desde 1995 como parte del primer departamento de educación indígena de la SEP, de 1995 a 2005.

Sin embargo, fue hasta el 10 de julio de 2006, que con la orientación de su amigo y presidente de la asociación de Hamball y el apoyo de sus conocidos, que Manrique Esquivel, logró fundar la Asociación de Juegos Autóctonos y Tradicionales de Yucatán, la cual además de revalorizar la práctica de los juegos tradicionales con las nuevas generaciones, buscaba rescatar el juego de pelota de los antiguos mayas, el Pok ta Pok.

Estando en el departamento de Educación Indígena, durante sus primeros años, su amigo y compañero, el maestro Mariano Canché, despertó en él el sueño de recuperar la práctica del deporte ancestral de los mayas.

Cuna ancestral

José Manrique inició el proyecto en Chapab de las flores, cuna del despertar del deporte ancestral y en donde iniciaron los trabajos de investigación y recopilación de información sobre las bases e historia del sagrado juego de pelota.

Apoyados con investigadores y estudiosos de la materia, conectaron la información y en 2007, sólo un año después de constituir la asociación, lograron recuperar la práctica del deporte ancestral.

Pronto fueron más allá de las fronteras de México, pues el linaje, la cultura y la sangre maya corre por las venas de Centroamérica. En 2015 fundaron la Asociación Centroamericana y del Caribe del Deporte Ancestral de la Pelota Maya; hoy lo integran Honduras, Panamá, El Salvador, Guatemala, Belice y los estados del sureste mexicano (Yucatán, Campeche, Quintana Roo y Chiapas).

Fueron diversos los retos a los que se enfrentaron; uno de ellos, la pelota, así que Manrique se dio a la tarea de recuperar el proceso de elaboración de la Wolis (pelota). Desde cero, como en la antigüedad y sin saltarse los pasos, desde la extracción de la resina del árbol de castilla hasta moldearla en una mesa especial durante las horas en que el sol se encuentra posicionado en el centro del cielo, “para tener ayuda del padre sol y poder moldear la pelota”.

Por otra parte, la preservación y rescate de la lengua y los términos mayas, como lo es el eex (calzón), para eliminar las palabras denigrantes como “tapa rabo”.

El profe manrique es un aclaro ejemplo de amor por su cultura, un ejemplo de esfuerzo y perseverancia, que, según él, los dioses mayas le regalaron para el posicionamiento de este ancestral juego a nivel internacional.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s