Guerreras dentro y fuera de la cancha

Niñas y mujeres sacan la casta en el equipo femenil de Pok Ta Pok de San Pedro Chimay, Yucatán

Teffany Alvarado/Mestizo News

Mérida, Yucatán.- Con una fresca brisa de la mañana y el sol naciendo detrás de las ceibas, el día comienza desde temprano para un grupo de niñas y jóvenes de San Pedro Chimay, Yucatán, quienes se reúnen cada en la cancha principal, al lado de la iglesia, lugar que es testigo de su preparación en el Pok Ta Pok. 

Estas jugadoras, de entre 9 y 21 años, conforman las categorías femenil mayor y menor de este deporte tradicional, el cual encontró en San Pedro Chimay un espacio para salir de los libros de historia, museos y relatos, ya que se hizo presente con el impulso del entrenador Andrés Chi, quien ha trabajado en la integración de niños, niñas, adolescentes y adultos al Pok Ta Pok, desde hace 7 años.

Al lado de las distintivas pelotas de hule que se utilizan para los juegos, se encuentra sentada Mariana, quien a sus 9 años, comenta muy emocionada que uno de sus amigos la motivó a jugar el Pok Ta Pok. 

Junto a ella, con una voz tímida pero dispuesta, María Alejandra, de 12 años, refiere que el entrenador Andrés Chi la invitó a formar parte del equipo femenil menor. 

Por su parte, Nataly Moh, de 20 años, una de las jugadoras más grandes, relata que su hermana formaba parte del equipo y, en una ocasión, la invitaron a unirse. Aceptó gustosamente y eso la ha llevado a vivir muchas experiencias al ser parte del deporte que caracteriza a San Pedro Chimay y a su linaje maya. 

Luchan contra retos físicos y estigmas

Ser una jugadora de esta disciplina no sólo representa retos físicos, también una lucha contra los estigmas sociales que rodean a la mujer que decida formarse en este deporte.

“Muchos dicen que esto es para hombres, porque es un deporte rudo, un deporte que te puede lastimar, se tiene el estereotipo de que la mujer es débil, que no puede hacer cosas como el Pok Ta Pok”, menciona Nataly Moh, haciendo referencia a los estereotipos que rodean a la mujer dentro y fuera del juego.

“Pero mientras más me decían ‘no lo hagas, no lo hagas’, más me entusiasmaba, porque es un deporte que me gusta”, añadió.  

También resaltó el papel que tienen los hombres y las mujeres para la preservación de este deporte: “Yo digo que es importante que participen y se unan, porque así impulsaríamos este deporte; ahorita casi no se menciona y otras personas lo ven raro”. 

El Pok Ta Pok se distingue por su significado histórico y espiritual en la cultura maya; los jugadores golpean la pelota con su cadera o brazos, según el tipo de juego. Se cree que antiguamente los ganadores eran sacrificados para los dioses y eso era un auténtico honor. 

Mientras se terminan de preparar para darnos una demostración del juego, Mariana se adelanta a la cancha que aún refleja la lluvia de la noche anterior. Una vez listas, se ponen en posición y comienza el juego. Absorbidas por el momento, la pelota las hace correr y logra ser golpeada con fuerza por María Alejandra, quien pone en alerta a Nataly, como si de un jaguar esperando atacar se tratara. 

En cada golpe, sin percibirlo, ponen en alto a San Pedro Chimay, al Pok Ta Pok, a las mujeres y a las niñas que se desarrollan en el deporte tradicional. Mientras se preparan, esperarán su participación en la Primera Copa Mundial de Juego de Pelota Maya en la categoría femenil, la cual se realizará en Honduras en el año 2023.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s